http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

26 de enero de 2016

Exposición “PACO ELVIRA, visto y leído. 44 años de fotoperiodismo de investigación”...A LA BARCELONA D' ABANS, D' AVUI I DE SEMPRE...26-01-2016...!!!

MI VIDA Y MI HISTORIA



Exposición “Paco Elvira, visto y leído. 44 años de fotoperiodismo de investigación”

La biblioteca Jaume Fuster inaugura el próximo viernes 29 de enero a las 19h la exposición “Paco Elvira, visto y leído. 44 años de fotoperiodismo de investigación”.
Paco Elvira¿Una imagen vale más que mil palabras? Solo cuando tiene tanta fuerza poética, cuando es tan precisa y relevante, universalmente necesaria, que origina más de mil en cualquier lengua. Respecto de la realidad en movimiento, la fotografía ocupa el mismo espacio que el negro sobre blanco de la escritura. También aquí scripta manent allí donde verba volant. Y, por lo tanto, leemos la imagen fotografiada cuando sirve a un relato: cuando nace para visibilizar realidades escondidas, cuando nos hace ver y entender al sujeto de su mirada, cuando se planea narrativamente como plano sucinto de una realidad concreta, huella permanente de la efímera cotidianidad diaria, retrato robot tanto de la verdad retratada como del compromiso de quien retrata. Este es el caso del fotoperiodismo de Paco Elvira, memoria gráfica de la transición democrática en el país y de muchos cambios en Barcelona y en el mundo, portavoz de voces humildes hechas gesto sin pose, embajador, pues, del idealismo de aquel mayo francés que soñaba que podía haber hierba bajo los adoquines, pero que, por si acaso, primero los lanzaba a la cara de los peores asfaltadores de la realidad mediatizada. La solución a la bulimia de la prensa no es el discurso anoréxico y plano, sino la sencillez matizada de los buenos relatos, ya sea a través del trenzado de las palabras o de las imágenes que se alían a estas. La fotografía de Elvira cautiva para (hacer) comprender.
Fotoperiodista social, reportero gráfico en Primera Plana y en Interviú durante los años de la Transición, fotógrafo junto a Xavier Vinader como visitantes de la China de Mao (es famosa aquella fotografía en la que los habitantes de un pueblo abren un pasillo delante de ellos, mirándolos extrañados como a los primeros «diablos extranjeros» que veían), la mirada de Paco Elvira nos introduce en la realidad de ETA, de la Irlanda del IRA, de los jornaleros andaluces, de los mineros, de las huelgas y las reconversiones del país que cambiaba o de los afectados por el caso del aceite de colza. La mirada es firme, pero también llena de empatía, para que el dolor estimule la acción y no concite ninguna complacencia morbosa. A lo largo de los años, viaja por el mundo (a Croacia y Kosovo durante la guerra de los Balcanes, o a Kabul, en Afganistán, por ejemplo) y su trabajo es sobradamente reconocido. El Photography Year Book escogió dos veces fotos suyas entre las mejores del año y por una de las imágenes del libro “Galicia, a pé de foto” (1984) recibió un premio FotoPres. Elvira era un humilde «miliciano de la Leica», como Robert Capa, a quien admiraba tanto como a los fotorreporteros Gilles Caron, Larry Burrows o David Burnett.
En la manera en que se integra y se invisibiliza dentro de cualquier hábitat, reconocemos al naturalista aficionado, observador de aves desde pequeño. E igual que el inspector Maigret, de Georges Simenon, el método de Elvira consiste en fundirse en una realidad hasta comprenderla. Discreto y sigiloso, profesional agudo, se acerca a quien retrata y empatiza, lejos de cualquier pretendida objetividad amoral. Es el buen «periodismo intencional» que reclamaba el reportero polaco Ryszard Kapuściński cuando decía que los cínicos no sirven para este oficio. Este es el periodismo que Elvira defiende también en la novela “Un día de mayo” (2011), excelente retrato de la experiencia de una vida dedicada a mirar desde el visor para ampliar el marco de cada plano. «Cuando los recuerdos se han esfumado de nuestra mente, la fotografía se convierte en nuestra memoria colectiva», dice Marc Altés, alter ego de Elvira. Este relato es el hilo de Ariadna que nos guía ahora por el laberinto de toda una vida dedicada de manera detectivesca a seguir pistas y a reconvertirlas en fotos. En humanísimas fotos.
El mismo día de la inauguración a las 19:30h tendrá lugar la mesa redonda moderada por Joaquim Noguero “Els veiem, però no els llegim? Els periodistes, objectiu rere l’objectiu”, con Javier Bauluz (periodista gràfico), Jordi Borràs (ilustrador y reportero gráfico independiente), Javier Couso (artista, eurodiputado y creador de la asociación Hermanos, amigos y compañeros de José Couso), Andrea Elvira (hija de Paco Elvira) y Pepe Encinas (fotógrafo).
Fecha: Del 29 de enero al 31 de marzo de 2016
Lugar: Biblioteca Jaume Fuster, Plaça Lesseps 20-22, 08023 Barcelona(mapa)
Precio: Entrada gratuita

2 comentarios:

Miquel dijo...

A tener en cuenta ¡¡¡
Gracias

Mª Trinidad Vilchez dijo...

YO PIENSO IR A LA HORA DE COMER.
MUCHAS GRACIAS, UN GRAN HOMBRE E INMEJORABLE FOTÓGRAFO.
BESOS.