LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

23 de septiembre de 2015

BARCINO COLONIA ROMANA, DE LUIS CONDE MORAGUES, CAPITULO Nº 12º, A LA BARCELONA D' ABANS, D' AVUI I DE SEMPRE...23-09-2015...!!!


La Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media
Mapa rieres 1706

Para el puerto son unos años oscuros, porque faltan datos sobre la actividad marítima y portuaria de de la ciudad. Actividad que posiblemente fue menos significativa, en línea con el resto del Mediterráneo occidental.
Hay evidencia de considerables importaciones de África del norte en ánforas características (Carreras, 2010).
Sea cual fuese el nivel del mar durante los siglos VI a IX, el mar parece recuperar su nivel actual durante el siglo IX (Riba, Colombo, 2009: 182-185). Pero durante los siglos siguientes, por la acción combinada de la sedimentación y la acción humana, a ambos lados del Mons Taber la costa sigue retrocediendo hasta una línea cercana a la actual, que casi se alcanza en el siglo XV.
En el siglo IV unas barras arenosas habían sido sugeridas por Avieno. Su descripción hace pensar que eran parcialmente visibles, sobre el nivel del mar. Son también descritas por Al-Idrisi, y Al-Humari entre otros (Permanyer, 2007: 11-20, Leví-Provençal, 1938). Al-Idrisi es del siglo XII, pero es posible que, como todos los historiadores árabes, copiase literalmente textos de autores anteriores sin citarlos. Al Humari literalmente copia a Al Idrisi 22.
En el siglo XI, las aguas desviadas del Besós para el acueducto romano de Barcino son canalizadas de nuevo. Y el Merdançar es desviado hacia el norte. Las murallas medievales se extienden hacia el noreste y desvían las riadas ocasionales. Los estanques y pantanos al noreste de:

--------------------------------
22 Se añade la traducción de Al-Idrisi por Leví-Provençal y el comentario del Dr. Xavier Ballestin (UB) que amablemente ha investigado este punto. La traducción e interpretación de Leví-Provençal dice: "Barcelone est située sur la mer; son port présente des écueils, et les bateaux n'y peuvent entrer que si les capitaines en connaissent les passes". El Dr. Ballestín traduce el párrafo directamente del árabe, lo más literalmente posible, como: “Barcelona está sobre el mar, su fondeadero tiene un escollo y los barcos no entran sino con conocimiento". Al-Himyari, utiliza las mismas palabras que Al-Idrisi en su Kitab nuzhatu'l-muštaq fi ihtiraq al-afaq, pág. 339. Por lo que cabe suponer que lo copia, como era frecuente en historiadores musulmanes, pero este a su vez puede haber copiado el texto de un autor anterior. Al-Idrisi vive entre los 493-560 de la Hégira, que corresponde a los años 1100-1164-5 d.C.) La noticia se refiere entonces al siglo XII o anterior.

------------------------------

Barcelona se van desecando. El actual barrio de la Ribera se urbaniza. Entonces el vertido de sedimentos ha sido desviado hacia el norte de la ciudad amurallada y de la costa.
Una vez el Merdançar y los demás aportes sedimentarios son desviados, lejos del Mons Taber, el puerto ya pudo ampliarse por el noreste. Y el centro de la actividad del puerto se desplazó de nuevo, hacia las playas del nuevo y muy activo comercialmente, arrabal de la Ribera (o del Mar), a levante de la ciudad romana. Es decir, al otro lado de la Vía Layetana en el este. En esta zona se construirán les Dressanes Velles, hoy desaparecidas.


La Baja Edad Media

El “Dietari del Antic Consell Barceloní” registra la reparación de algún muelle de madera para facilitar la carga y descarga de barcos de transporte entre los años 1391 y 1427 (Schwartz, Carreras, (eds) 1892; Soberón 2010). Como hemos apuntado, tales embarcaderos de madera pudieran haber existido de antiguo sin dejarnos rastro.
Para el puerto medieval, ha tenido gran importancia la isla arenosa de Mayans. Estaba situada en el mar, a poca distancia de la playa, al noreste del “Turó dels Falcies”. Los documentos medievales la citan con frecuencia.
Esta isla era la parte más visible del largo sistema de barras arenosas del puerto natural romano. Las llamadas Tasques en los documentos medievales, se extendían con escasas interrupciones, a unos doscientos metros de la costa, desde el Besós hasta el Morrot, al pie de Montjüich. En el plano (reconstruido) de Barcelona de 1492 se la representa claramente.

Figura borrosamente al final del embarcadero en el dibujo del puerto de Rafaela Puig del siglo XV (figura II-2). La isla de Mayans ya había desaparecido en 1563, tal como atestiguan las más antiguas vistas de Barcelona por van Wyngaerde (figs. II-3 y II-4). Así como todos los más antiguos grabados de la ciudad (Galera, Roca, Tarragó, 1982; Soley, 1998).

Parecería razonable que les Tasques fuesen los restos de los brazos arenosos que Avieno nos cita en su Ora Maritima y de los “escollos” de Al-Idrisi. Y que la Isla de Mayans de las fuentes posteriores formase parte de ellas. Esta última sería el segmento de Les Tasques que todavía emerge durante gran parte de la Edad Media. Dada la orientación de la costa, durante siglos este sistema protegería al puerto, especialmente durante los temporales de levante, - las levantadas -. Que las Tasques eran una realidad muy a tener en cuenta en el puerto de Barcelona hasta el siglo XVI no cabe ninguna duda (Soberón, 2014). Según la crónica de Antonio Gallo, Las Tasques estaban distanciadas de la playa cien pasos genoveses, unos 172 metros (Fossati, 2007). La cuestión que permanece abierta es, hasta que punto emergían a lo largo de los siglos y que protección proporcionaban frente al oleaje y el viento.
En época bajo-medieval, (¿Cuando ya se había recuperado el nivel del mar?), quedaban todavía restos de este bajío que impedía el paso a los barcos de cierto calado y que era bien conocido por los marinos barceloneses (pero no por eventuales atacantes) que sabían los pasos de calado suficiente a las playas al pie de la ciudad vieja. De esta forma existía un puerto interior, entre la Isla de Mayans con el resto de Les Tasques y la playa al pie del Mons Taber, con unos 14 metros de profundidad (de Bofarull, 1855: 175).
Alonso de Palencia (1423-1492) insiste en la favorable profundidad de puerto (interior) de Barcelona (Paz y Meliá, A., 1914, Permanyer, 2007: 11-20).
1280px-BNE.Barcelona.planos.1698

En 1454, cinco naves genovesas que perseguían dos barcas vizcaínas no las pueden capturar al refugiarse detrás de las Tasques. Una referencia adicional a la importancia defensiva de las barras arenosas o Tasques, es la tentativa de asalto por sorpresa a una Barcelona casi desarmada, por una flota castellano-genovesa durante la Guerra de los Dos Pedros a mediados del siglo XIV. El 9 de Junio de 1359 las galeras asaltantes no pudieron sobrepasar los estrechos canales entre les Tasques (los bajíos y la isla de Mayans) defendidos por bombardas instaladas en las pocas galeras catalano-aragonesas disponibles. Esta fue la primera batalla naval conocida en que se usó artillería (García Sanz, 1977).
En 1466 otro contingente genovés fracasa para recuperar una nave capturada por los barceloneses, refugiada en el puerto interior.
1860...Platja de la Barceloneta, davant del Pla de Palau (encara no construït), on ara només hi ha port. Al fons, les Drassanes, el Baluard i Montjuïc.

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/2011/12/barcelona-con-murallas-1860.html
Indicios muy escasos de esta barra arenosa se insinuaban todavía en cartas náuticas recientes de los alrededores del puerto de Barcelona (ICC, 1989, cartas nº 489, 489-1, 489ª Int-3184, del Instituto Cartográfico de la Marina) y en sondajes del puerto del siglo XIX (Fig. II-11) (Laborde,1806).
Hacia el final del período, no solo una posible recuperación del nivel del mar, sino también el desgaste de los bajíos asociados a la isla de Mayans parecen haber reducido mucho las defensas del puerto frente al oleaje del levante.
Esto inquieta a los industriales, comerciantes y navieros de La Ribera. A petición de los navieros se inicia a principios del siglo XV (1439-1455) un nuevo dique, sin éxito. Inicialmente, sumergiendo un casco de madera relleno de piedras, más adelante arrojando piedra transportada con gabarras desde Montjüich (Soberón, 2014).

--------------------------
 Las construcciones portuarias hasta fines de la Alta Edad Media Con anterioridad al Siglo XVI se conocen tres diferentes tentativas para mejorar el puerto natural de Barcelona con infraestructuras artificiales. - En época imperial es plausible un embarcadero permanente. ¿Está éste relacionado con el saliente arenoso que todavía aparece reflejado por van Wyngaerden en el siglo XVI (figs. II-3 y II-4), y con el muñón de un grueso muro en la figura II-6? Por el momento no tenemos una mejor explicación a estas estructuras de naturaleza todavía incierta. - En el 1438 se hace una tentativa para proteger mejor el puerto con un barco lleno de piedras que se sumerge sobre les Tasques y la Isla de Mayans. La tentativa fracasa (García Sanz, 1977: 304). Es una tentativa corta y tímida que posiblemente no ha dejado ninguna huella detectable arqueológicamente. - Entre los años 1477-1478 se construye una escollera partiendo de las cercanías de la Lonja (Puig dels Falzies) hacia la Isla de Mayans. La obra es detenida al observarse efectos negativos sobre la playa. Y en 1488 la escollera es recortada a la altura de la playa (García Sanz, 1977: 304-305). La Figura 5 sitúa con exactitud esta escollera; allí donde la describe de Bofarull (de Bofarull, 1855: 175). Esta escollera, construida en los años 1477-1478, se ha localizado en las excavaciones muy recientes en el solar de la calle General Castaños, detrás del Palacio junto a la Estación de Francia (Soberón, 2010).

Poco más tarde en el siglo XV (1477-1478), se intenta proteger al puerto con el apoyo de Alfonso V (de Bofarull, 1855; García Sanz, 1977, Soberón, 2010). De esta última tentativa sí tenemos evidencia arqueológica. Este último dique del siglo XV, también inacabado, bien documentado y recientemente excavado en las cercanías de la estación de Francia está algo más al noreste de la punta arenosa, hacia el Besós. Es muy prominente y visible en la figura II-4, pero casi invisible en la perspectiva de la figura II-3. Es la única referencia de trabajos portuarios que han dejado huella después del período romano y antes del siglo XVII en el que se dan los primeros pasos del puerto artificial actual (Soberón, 2010: 136-163).


Figura. II-10 Copia del plano de Barcelona (reconstruido) de fecha más antigua conocido. Véase la Isla de Mayans a la derecha unida a la playa por un dique a la derecha (NE) de la Lonja y Sta. María del Mar. El dique está adecuadamente situado frente al portal del Mar. (AHCB)






http://www.todostuslibros.com/libros/barcino_978-84-943862-1-3 



©Luis Conde Moragues. Todos los derechos reservados.
Barcelona, B-6416-09; B-3449-14
Depósito legal: B 11865-2015
ISBN: 978-84-943862-1-3



Permiso del autor, palabras textuales:


Yo no tengo un interés económico sobre mis trabajos arqueológicos e históricos . Solo busco que mis hipótesis sobre nuestra ciudad lleven a acciones de las instituciones responsables. Adoro a esta ciudad. Puedes copiar y dar difusión a mis teorías. Más aún si puedes darles más audiencia.
El problema es que si bien yo he recibido mucho soporte, y creo que la evidencia es muy fuerte, esta es poco tangible.
Pero la silueta de la elipse esta allá desde hace 1700 años. Y probablemente estará muchos años más pidiendo una explicación.

Lo mejor es que las ideas (que critico) que se publican sobre la Barcelona romana no son creíbles ni se pueden soportar científicamente. Pero Barcino es un gran negocio para muchos profesionales.  Para estos, tu amigo es en realidad un estorbo, o peor aún un aficionado.

2 comentarios:

Miquel dijo...

Un abrazo....
Sigo fuera de Barcelona y me cuesta comunicarme
salut

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Disfruta de Italia, y desconecta, que siempre va muy bien cambiar de aires.
Muchas gracias querido Miquel, un fuerte abrazo, quiero ver tus fotos.