LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

18 de agosto de 2015

MURALLAS ROMANAS EN UNA GRANJA C/ BANYS NOUS Nº 4 "CHOCOLATERÍA", A LA BARCELONA D' ABANS, D' AVUI I DE SEMPRE...18-08-2015...!!!

MI VIDA Y MI HISTORIA
La política en el nombre de las calles, 1938.
Descubriendo un trozo de muralla romana escondida en una granja.

La fortificación romana, construida entre los siglos I aC y IV dC, es todavía visible en las paredes más insospechadas. Lugares como un centro excursionista, una tienda, una granja de 1872 o un centro cívico contienen restos de la colonia romana de Barcino.
Aquesta via propera a la Plaça del Pi que creua des del carrer del Call fins al carrer de la Palla està molt freqüentada per gent. És un carrer estret, molt llarg i segueix un traç irregular.
 En la calle Banys Nous, 4, donde en 1872 abrió sus puertas La Granja, una lechería que se pasó al chocolate hace casi 30 años. Ellos mismos elaboran una variedad pura, amarga, de la que disfrutan, y mucho, los amantes de este placer. Y, en vez de reducirlo con leche, lo hacen con agua, para que mantenga su intensidad. Se puede tomar solo o mezclado con plátano, coco, naranja confitada, menta, frutos secos, kiwi, coñac, leche condensada y miel. Sin olvidar el tradicional suizo con melindros, croissants o ensaimadas, y su conocido chocolate picante, que elaboran con un toque de pimienta cayena rallada.









El nom del carrer prové dels banys jueus que hi hagué en aquest carrer i que van subsistir fins al 1716. Se sap que l'any 1160 Ramon Berenguer IV va fer un contracte amb l'alfaquí Abraham Bonastruc per fer uns banys públics a l'hort reial que hi havia prop del nou castell vescomtal. Dins la botiga del número 10 es conserven en bon estat les restes d'aquests banys del segle XII. El carrer segueix el traçat de l'antiga muralla romana i medieval tot i que resten molt pocs vestigis visibles d'època antiga. La major part de les façanes corresponen a reedificacions o reformes dels segles XVIII i XIX.
Un edificio, los Baños Nuevos, dieron
nombre a esta calle que bordea el muro
romano por su parte exterior. El edificio
de los baños no se conserva, pero el
nombre de la calle mantiene su recuerdo.

The Banys Nous or New Baths building
lent its name to this street, which runs
along the outside of the Roman wall.
The building has disappeared but the
street’s name preserves its memory.

El nombre de esta calle hace referencia a un edificio singular que la caracterizó durante largo tiempo: los Banys Nous, los baños públicos medievales de la ciudad. Estaban situados en la parte de esta calle que hace esquina con la de la Boqueria, en el espacio que ocupa ahora un edificio con unos destacables esgrafiados barrocos.
Los baños fueron fundados en el año 1160 por el alfaquí Abraham Bonastruc, asociado al conde Ramon Berenguer. El conde cedió unas tierras situadas fuera del muro romano, bajo el Castell Nou,lugar donde abundaba el agua, y Bonastruc los mandó construir y equipar. Según el contrato, el alfaquí los explotaría y ambos irían a tercios en los beneficios.
 Los hijos de Bonastruc los vendieron a Guillem Durfort.
El edificio estaba construido según la tradición árabe de las casas de baño, pero con técnicas y decoración románicas. Tenía diversas salas y dependencias, entre ellas una destinada a miqvé. Las salas más importantes eran la sala de descanso, con cúpula y templete central, y las de los baños de vapor. El edificio se mantuvo en pie, aunque sin uso, sepultado bajo la casa hasta 1835, cuando fue derribado. 
Se conservan planos y dibujos y una maqueta en el Museo de Historia de la Ciudad.
Más arriba de la calle, nos podemos detener ante el número 16,
donde unos trabajos arqueológicos localizaron un tramo considerable del lienzo externo de la muralla romana que conserva toda su altura, desde la cimentación hasta el paso de ronda. Se han documentado también fragmentos de dos torres de planta cuadrada y un arco de construcción del siglo XIII que las unía por el lado de Banys Nous.
Según un documento del año 1258, Astruc Bonsenyor obtuvo licencia real para abrir ventanas y puertas en su casa, sita en la muralla romana. Unas excavaciones arqueológicas en el número 16 de la calle de los Banys Nous han permitido comprobar la existencia de unas reformas en el muro romano que coinciden con las mencionadas en el documento. Esta gran casa iba desde la calle de los Banys Nous hasta la del Arc de Sant Ramon del Call.
Es la calle que dio nombre al barrio y, por extensión, a muchos de los barrios judíos catalanes. Los documentos nos dicen que es la calle que iba al barrio judío y la que constituía su límite meridional. También se la conoció como calle de los Torners.
Ya hemos dicho que su trazado recto de calle romana fue desviado por el cierre de la puerta romana del Castell Nou. En un momento indeterminado, se abrió el muro romano a modo de túnel y la calle del Call siguió hasta la de los Banys Nous. Como testimonio de este hecho, pervive aún un fragmento del muro en la fachada de la casa número 5.
Las casas número 5 y 7 son medievales y han sido restauradas en la época moderna.
El cruce de las calles del Call, de Avinyó, de la Boqueria y de los Banys Nous ha sido conocido como
«las cuatro esquinas del Call».

2 comentarios:

Miquel dijo...

Estamos llenos de historia por todas partes.
Salut

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Sí Miquel, y hay que recordarla.
Un abrazo y muchas gracias.