http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

25 de enero de 2015

SANGRE INOCENTE EN NUESTROS MÓVILES...!!!EN LA BARCELONA D' ABANS, D' AVUI I DE SEMPRE...25-01-2015...!!!





Los teléfonos móviles se han convertido en el producto estrella de la última década. En 2005, se vendían más de 800 millones de teléfonos móviles al año en todo el mundo, pero en 2010 esa cifra ya superaba los 1.100 millones. Es decir, un negocio que está en continuo crecimiento y que no parece tener fin. ¿Cuántos de vosotros cambiáis de móvil una o dos veces al año? (Si no sabéis por qué se estropean tan pronto, os aconsejo este otro artículo)

Pues bien, seguro que también muchos de vosotros habréis oído hablar del coltán. Este mineral ha pasado de ser considerado una simple curiosidad mineralógica a convertirse en crucial para el avance tecnológico debido a sus nuevas aplicaciones. Hoy en día, es utilizado en casi la totalidad de dispositivos electrónicos: teléfonos móviles, GPS, satélites artificiales, armas teledirigidas, televisores de plasma, videoconsolas, ordenadores portátiles, PDA, MP3, MP4...

Cosas del destino, el 80% de las reservas de coltán se encuentran en el este de la República Democrática del Congo. Y como está considerado como un recurso no renovable altamente estratégico, existe una guerra en el Congo desde 1998, totalmente olvidada por el mundo occidental, para poder controlar su explotación. Desde entonces, más de 5,5 millones de personas han muerto, lo que supone el mayor número de víctimas desde la Segunda Guerra Mundial. Más de 1,5 millones de personas han sido desplazadas en el interior del propio país. La antigua colonia belga tiene tanta riqueza que con su explotación debería nadar en la abundancia, sin embargo, lo que le sobran son guerras y conflictos. Mientras tanto, Occidente mira hacia otro lado y se aprovecha de la inestable situación que existe en el país para negociar con el coltán.

El entramado de situaciones es un poco difícil de explicar, pero intentaré resumirlo lo mejor posible. Desde 1998, el guerrillero Laurent Nkunda, de la etnia tutsi, controla la región de Kivu Norte, una de las más ricas en minerales, gracias al apoyo del presidente ruandés, Paul Kagame, que legitima su acción guerrillera a cambio del tráfico del coltán a través de la frontera ruandesa. En sus años al frente de la guerrilla tutsi, Nkunda ha pertrechado asesinatos, masacres, extorsiones y genocidios que apenas han sido denunciados por los diferentes organismos internacionales.


Los congoleños viven atemorizados ante la extorsión de los guerrilleros. Las minas de coltán son explotadas por niños y adolescentes que viven en régimen de esclavitud, ya que gracias a sus pequeños cuerpos son los únicos capaces de adentrarse por las estrechas galerías donde obtienen el preciado mineral. Se calcula que por cada kilo de coltán extraído, mueren dos niños. Una vez que obtienen el coltán, son transportados a las aldeas donde consiguen vender unos 40 kilos de coltán por 10 dólares (unos 7 euros). Es decir, tres o cuatro días de trabajo por unos siete euros de media. Después, este mineral se vende a las grandes multinacionales por unos 70 euros el kilo.


Pero, ¿por qué no se actúa? Porque, como ocurre casi siempre, el negocio económico que existe detrás es mucho más rentable que la explotación legal y controlada de estas minas. Estos grupos de salvajes guerrilleros, apoyados militarmente por Ruanda, viven del coltán que venden a las grandes multinacionales de Occidente. Aunque en la actualidad existen 18.000 cascos azules en la zona, el negocio del coltán sigue a la orden del día y sin control. Incluso la población civil ha elevado sus quejas a los Comités con el África Negra, asegurando que los cascos azules "no sólo no les defienden de Nkunda, sino que además les han visto transfiriendo armamento y víveres a las tropas guerrilleras, dejándoles incluso usar vehículos y helicópteros".

Los pequeños y destartalados aviones comerciales siguen despegando del Congo cargados del preciado mineral. Bélgica, como antigua metrópoli, sigue siendo uno de los principales clientes de las exportadoras congoleñas, que se sustentan principalmente del coltán que proviene de las zonas ocupadas por Laurent Nkunda. Empresas como la multinacional belga Traxys se dedica a la comercialización y distribución de minerales industriales como el coltán y, aunque pretenden esconder la procedencia de ese mineral, sus propios proveedores confirman que proviene de la zona en guerra.

Esta empresa, entre otras, exporta casi todo el coltán que consigue en el Congo a China, país en el que se fabrican más de 500 millones de móviles al año, es decir, la mitad de la producción mundial. Grandes empresas como Nokia o Motorola aseguran en sus webs que el coltán que utilizan en sus móviles no procede de la zona conflictiva del Congo. Aun así, nunca han aportado pruebas fehacientes de que, verdaderamente, controlan la procedencia del mineral. De lo que no hay duda es que estas empresas tienen filiales y subcontratas en China que son quienes fabrican sus teléfonos móviles.

En conclusión, las grandes multinacionales de la tecnología viven del coltán obtenido en el Congo, por el cual se paga muy poco en comparación con lo que podría pagarse si las minas se explotaran de forma legal bajo el amparo del gobierno congoleño y que sería la única forma de que la debilitada sociedad del país pudiera beneficiarse de la riqueza de su subsuelo.

Con el dinero que las multinacionales pagan a las mafias que les facilitan el coltán, éstas compran armas que ayudan a mantener a las guerrillas apoyadas por Ruanda en todo el este del Congo. Por eso se entiende que los países occidentales apoyen al presidente ruandés, Paul Kagame, que, sin embargo, ha sido acusado de atentar contra el anterior presidente ruandés (de etnia hutu) y de acabar con la vida de más de tres millones de personas en Ruanda y el Congo entre 1990 y 2002. Es más, fue el proprio Kagame quien acrecentó las rencillas entre hutus y tutsis para conseguir así llegar al poder de Ruanda en 1994, porque hasta entonces ambas etnias siempre habían vivido en cordialidad.


¿Es necesario que se vierta tanta sangre y que se hagan tantas atrocidades para poder hacer una llamada de móvil? La relación de esta guerra con nuestro consumismo tecnológico es directamente proporcional: las fechas del auge de ventas de teléfonos móviles coincide con aquellas en las que ha habido más muertos en el Congo. Aun así, imagino que es mucho más fácil obviar este conflicto y actuar como si no existiera.








Estos grupos de guerrilleros, a los que no controla ni la ONU ni el propio ejército congoleño, tratan a los ciudadanos como esclavos. Explotan a niños y a jóvenes, llevándolos a trabajar a las minas o convirtiéndolos en soldados. Cuando se derrumban fruto del cansancio acumulado, les degüellan o les queman vivos. A los bebés, niñas, adolescentes, mujeres y ancianas las violan repetidamente. Pero, ¿cuál ha de ser la crueldad que emplean con ellas cuando en el documental que os dejo al final del artículo suplican que desearían que sólo las violaran? Según se recoge en el reportaje, cuando las violan les introducen palos ardiendo, hierros, bayonetas... Y quien intenta escapar es torturado a la vista de sus compañeros o familiares para que sirva de ejemplo.







5 comentarios:

Chordi dijo...

Esto es el resultado de toda esta mierda que nos rodea de conformismo e insolaridad. Es acojonante y que tendremps que hacer, puesto que esto va a mas y si no al tiempo, en cuando se vayan agotando los recursos, el agua,la comida etc nos iran vendiendo "collonades" y esteladas para que tengamos las mentes ocupadas en otros menesteres y les dejemos hacer a ellos que solo miran por nuestro bien. basta con mirar los mafiones a casa nostra y que nadie dice ni mú, ni palaus, ni pujoles, ni barsas, ni na de na....en todo caso la morfina son "los otros" "los que nos roban"....y así tan felices.
Todos son voceros y altavoces sin analizar lo que les rodea mas cercano, te pongo por ejemplo La Barcelonaesfera que apenas se puede leer dos o tres artículos el resto pura morfina.
Un abrazzo....y buscame en las trincheras,ahora 4F sin ir mas lejos.....
Un petó

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Cuanta verdad encierran tus palabras apreciado CHORDI.
Hay muchas chorradas, demasiadas en todos sitios.
Mucha corrupción, mentiras etc...al final no tendría que haber cambiado el título de mi blog, pero siempre estoy a tiempo.
Un abraaaaaaazzzzzzzzzzzzzzzzooooooo de los fuertes y muchas gracias, buena semana.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Se me olvidaba, el 4F, me tiene muy inquieta, mucho, eso lo trabajo en el F.B.;más que en mi blog, y es repugnante lo que han hecho con esos chicos, el urbano representante se quedó retratado en un programa de la TV3.
Otro ABBBRRRRRRRAAAAZZZZZZZZOOO

canela988 dijo...

Buenos días Mª Trinidad, interesante artículo sobre uno de los problemas de las comunicaciones de los cuales menos se habla, quizás porque no interesa. Recuerdo un artículo sobre este minera cuando salió la PS2 Saddam Hussein importó grandes cantidades de videoconsolas de este tipo para propósitos militares.
Lo que realmente le interesaba a Saddam no era el procesador de la consola, si no el coltán que en aquellos momentos sonaba a leyenda urbana pero con los años se sabe un poco más y cada día se acerca más la realidad a la leyenda.
Gracias por compartir. Un cordial saludo.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Buenos días Canela988, es muy fuerte ese tema, fue la primera vez que lo oí en ese programa, que casualmente nunca veo y ese día quedé impactada, de tanta corrupción a costa de esa pobre gente, me emocioné cuando ví a esos niños con el mineral, y a los chicos en ese tunel con emanaciones de gas , sin mascarillas, ni protección y la dura jornada a 1 € al día....
Como te puedes quedar?, yo al menos hecha polvo.



No sigo, que me pongo emferma, muchas gracias y un fuerte abrazo.