LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

16 de octubre de 2014

LA BARCELONA D' ABANS, D' AVUI I DE SEMPRE...!!!...16-10-2014...!!!

MI VIDA Y MI HISTORIA

ESTA FOTO, ES BRUTAL...

https://www.facebook.com/pages/Fotos-antigues-dels-transports-de-Barcelona/186553031366256 

https://www.facebook.com/pages/Fotos-antigues-dels-transports-de-Barcelona/186553031366256 









                                EL PORCIOLES...ALCALDE DE BARCELONA EN ESOS AÑOS...









https://www.facebook.com/pages/Fotos-antigues-dels-transports-de-Barcelona/186553031366256 





La historia particular del Funicular de Montjuïc ha estado marcada por los grandes acontencimientos que ha acogido la montaña. La exposición Universal de 1929 impulsó su construcción y la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992 ha sido el resorte que ha permitido su total renovación.

La euforia reinante en los medios financieros barceloneses antes las expectativas de la futura celebración de la Exposición Universal fue la principal premisa que impulsó al abogado catalán Elies Rogent Masó a afrontar la construcción de un medio de transporte que enlazara Montjuïc y la feria de Muestra con el centro urbano de Barcelona.

En 1925, una Real Orden concedió a los herederos de Rogent -quién murió en 1924, antes de ver culminado su sueño- la licencia para construir y explotar el Funicular. La concesión se otorgó por un término de 99 años y sin garantía de interés para el Estado. Las obras de construcción comenzaron en abril de 1927. La inminente celebración de la Exposición propició que las obras se complentaran en tan solo 14 meses, un plazo record en relación con obras similares realizadas en esta época.

El 24 de octubre de 1928, a las once y media de la mañana, quedó inaugurado este funicular, desde el Paralelo hasta Miramar. La compañía anunciaba trenes cada 10 minutos los días laborables y cada 6 los festivos, con horario desde las 7 de la mañana hasta medianoche. Llamó poderosamente la atención al público, por su novedad, el "tapis roulant" (tapiz rodante) que enlazaba el acceso del Paralelo con el vestíbulo de la estación, tenía 75 metros de longitud y se consideró, por aquella época, el más largo de Europa.

El 23 de julio del año siguiente, 1929, se inauguró el segundo tramo del funicular, desde el Pº central de la Exposición hasta el pié de la fortaleza militar. En un principio se proyectó prolongar su recorrido hasta las Ramblas para enlazarlo con el Gran Metro, aunque nunca se llevó a la práctica.

Desde su inauguración hasta mediados de la década de los 30 se abrió una etapa de esplendor del funicular. Pero la guerra civil y el consiguiente deterioro económico de los años posteriores ocasionaron una crisis en su servicio hasta la llegada de los años 60. Durante esta década comienza una nueva etapa protagonizada por la devolución del castillo a la ciudad, hecho que propició que el Ayuntamiento aprobara un plan de urbanismo para la zona del Castillo y sus alrededores, en la que fueron factores determinantes la construcción de un nuevo parque de atracciones y la erradicación del barraquismo de la zona. Dicho plan también comprendía la renovación y rehabilitación de estaciones, la reparación del sistema motriz y otras acciones en el material móvil del Funicular. Las obras empezaron en 1964 y se prolongaron durante un año, hasta el 14 de octubre de 1965, cuando se reinagura el servicio.

Recuerdos de la década de los 60 y 70 era que en el pasadizo entre el metro y la estación existía instalada un alfombra rodante para comodidad de los viajeros. Los coches del funicular estaban pintados primer de color verde y después, se pintaron de azul y blanco como el esquema de pintura que llevaba el Metro en aquellos años, y referente a su hermano, el funicular del Castillo, este era de un solo coche, no recordamos el color que llevaba desde un principio, pero si que acabó sus días con los colores verdes Porcioles de los autobuses, hasta su cierre.

El aumento del transporte público y la erradicación del barraquismo en Montjuich (Aún había poblados en 1974) hacen disminuir el número de viajeros, la empresa entra en crisis y la empresa del Metro pasa a controlar la explotación del funicular.

El 7 de junio de 1972 el funicular fue adquirido, mediante escritura de fusión por absorción, por la compañía del Ferrocarril Metropolitano de Barcelona. La compañía del metro comenzó a explotarla con la denominación romana de línea XV, al igual que si fuera otra línea de Metro que en aquellos tiempos se le asignaba con números romanos. Esta denominación duró poco y no fue muy conocida, pero aún se pudo ver en los accesos subterraneos al funicular en la estación de Poble Sec (actual Paral.lel).



No hay comentarios: