LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

18 de març de 2014

PASSATGE MADOZ, CANTONADA CARRER FERRAN, Nº 8, BARCELONA...18-03-2014...!!!

MI VIDA Y MI HISTORIA
Carrer Ferran 8, cantonada Madoz , Barcelona


 
La localización de los grandes almacenes en los centros de las ciudades ha significado una profunda alteración de la morfología y composición comercial, dando lugar a un modificado y característico paisaje urbano. La primera forma de concentración comercial dentro de la ciudad fueron, como ya hemos comentado, los pasajes comerciales. Se situaban en la zona comercial principal de las ciudades y facilitaban la comunicación entre dos calles frecuentadas.

El siguiente paso fue concentrar la venta de diferentes artículos en un solo edificio construido con este fin. Estos grandes almacenes obedecen a unos patrones de localización muy determinados dentro de las grandes urbes metropolitanas. En su inicio se localizan en los centros de las ciudades, áreas de alta densidad de población y que por su accesibilidad permiten reunir a un gran número de consumidores potenciales, aunque debemos tener en cuenta que frecuentemente el área de influencia ejercida por el gran almacén sobrepasa ampliamente los límites de la propia ciudad.

Este poder de atracción hacia consumidores procedentes de áreas más alejadas, viene dado por la variedad de artículos ofrecidos, así como por la calidad, los precios asequibles, la flexibilidad horaria y los cada vez más numerosos servicios innovadores que ofrecen. Debe destacarse también la facilidad de acceso en transporte público a las áreas centrales en donde se ubican estos almacenes, así como las facilidades de aparcamiento que ofrecen.

En el caso concreto de la ciudad de Barcelona, la actividad comercial se remonta a los antiguos mercados medievales. El siglo XIX ve aparecer otro tipo de comercios especializados de nuevo estilo que se situaron, en su inmensa mayoría, en la Rambla, el nuevo centro neurálgico de la ciudad a finales del ochocientos, y en las nuevas calles Ferran y Jaume I, en la plaza Reial, en las calles adyacentes de Bacardí, Colom, Madoz, Crédit, Canuda y en la calle y la plaza de Santa Anna. En cambio las calles de la Boqueria, del Call, Sant Pau, Hospital y del Carme, siguieron fieles a los comercios tradicionales. Se comprende que los establecimientos de moda sentían atracción por las vías modernas que, además, tenían una situación céntrica, en cuyos edificios se podía disponer de amplios locales, mientras que en las otras calles de la ciudad antigua las tiendas, a excepción de los lugares destinados a almacén, eran más pequeñas.

La aparición de los grandes almacenes en Barcelona: de El Siglo a El Corte Inglés.


Los primeros almacenes que aparecieron en Barcelona fueron los Grandes Almacenes El Siglo, inaugurados en el año 1878, obra del arquitecto Leocadio Olivarria. Recordados como un magnifico exponente de la potencialidad mercantil barcelonesa, El Siglo significa algo más que un establecimiento comercial, era motivo de orgullo para los ciudadanos. Tenía siete pisos y una superficie de 149.464 palmos cuadrados de planta, distribuidos entre los números 10, 12 y 14 de la antigua Rambla dels Estudis. Su destrucción a causa de un gran incendio en el año 1932, forzó el traslado a otra calle céntrica y de gran accesibilidad, la calle Pelai, concretamente en el nº 54donde existía ya un edificio comercial conocido con el nombre de Can Damians, que había sido construido en 1915; se trata del establecimiento donde se encuentra actualmente los almacenes C&A.