LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

2 de noviembre de 2013

CASTANYADA-WEEN 2013, EN CASA DE NÚRIA Y JORDI... Y... Don Juan Tenorio de José Zorrilla...2-11-2013...




Hace muchos años, en el siglo pasado , la noche de la Castanyada, nos daban por la tele en B/N, Don Juan Tenorio...ahora es otro siglo, y otra historia, esto lo explico, para la gente joven, para que entienda lo que pasaba hace mucho años en la noche de La Castanyada...!!!


Don Juan Tenorio está compuesto de dos partes, la primera (una noche del carnaval de 1541) consta de cuatro actos y la segunda (una noche de 1546), de tres. La primera parte es una mezcla de comedia de capa y espada y de drama romántico. El primer y segundo actos se centran en el libertino, el burlador (la rendición de cuentas de la antigua apuesta y el cerco a Doña Ana). Los subtítulos que da Zorrilla a sus actos son significativos: "Libertinaje y Escándalo" y "Destreza".

El tercero y el cuarto ("Profanación" y "El Diablo a las puertas del cielo") más que del seductor -lo cual añade connotaciones del libertino-, giran alrededor del seductor seducido, del descubrimiento del amor y la frustración de no poder alcanzarlo.

La segunda parte entra de lleno en el género de la "comedia de magia", del drama religioso romántico. Argumentalmente sustentada sobre el tema del "convidado", sus tres actos ("La sombra de doña Inés", "La estatua de don Gonzalo" y "Misericordia de Dios y apoteosis del Amor") tratan sobre la muerte y salvación del protagonista, ya no un libertino ni un amante sino un rebelde contra la divinidad de la que se cree despreciado.

Uno de los elementos más constantes sobre los que se fundamenta el tiempo dramático de la acción es la reiteración de la noción de apuesta y plazo: Hasta la escena XII del primer acto se vive el suspenso del plazo de una apuesta hecha un año antes. En esa misma escena, se realiza una nueva apuesta para la que se da un plazo de seis días, pero que todo el mundo entiende que es de cumplimiento inmediato. La segunda parte, se inicia con el plazo general de una noche para que concluya la apuesta de doña Inés con Dios, que además se entrecruza con los pequeños plazos que suponen las dos invitaciones a cenar.

Los personajes representan sectores acomodados nobleza, clero, órdenes de caballería con sus costumbres y lenguaje propio de Sevilla.

El personaje de Don Juan

Don Juan es un personaje literario, de raíces bíblicas, un personaje que es parte de un mito popular hispánico que representa algo de la cultura medieval. Es un hombre aficionado a las mujeres, sin distinción.

"Por donde quiera que fui,
la razón atropellé,
la virtud escarnecí,
a la justicia burlé
y a las mujeres vendí.
Yo a las cabañas bajé
Yo a los palacios subí,
Yo los claustros escalé
Y en todas partes dejé
Memoria amarga de mí."

Está representado por un noble sevillano mujeriego. Su criado es un villano, vive en la ciudad. El personaje femenino lo constituye Doña Inés, a quien con engaños, conquista. Don Juan es cínico, burlón, carece de escrúpulos para con las mujeres. Junto a él, hay un elemento cómplice, que se traduce en un deseo de inautenticidad, haciendo de él un hombre irreflexivo. Junto a estos, está el padre burlado, y los hombres asesinados por él en escaramuzas, es decir, Don Gonzalo y Luis Ulloa este último es el padre de Doña Inés que vuelve después de ser asesinado tras la invitación que el propio Don Juan le hiciere a cenar después de muerto, a modo de burla y desafío. En Don Juan encontramos un miedo a la muerte; el tiempo no pasa por él, aspira inconscientemente a la inmortalidad. Con esto también encontramos la idea de la intemporalidad.


En "Don Juan Tenorio" se salva don Juan, quien se redime por el amor (idea romanticista), a diferencia del don Juan de Tirso de Molina, quien muere condenado por sus pecados.





















4 comentarios:

Josep dijo...

Ya sabia yo que el macho iberico ha existido siempre. Antes era un Don Juan que se las llevaba todas de calle. Vaya, en un plis-plas!!

Hace años la escuchabamos siempre por la radio. Habian cosas que no podían fallar.

Mª Trini, tu has podido superar tanto miedo,verdad.
Una forta abraçada!


Mª Trinidad Vilchez dijo...

Lo que nos llegamos a reír, ni te lo imaginas querido JOSEP, no le tengo miedo a nada en la vida, solo a una cosa"una enfermedad..." ; nada más a eso.

En fin que pasamos una castañada agradable, con películas de vampiros hasta las cinco de la mañana, eso de tener tres días de fiesta, te da tiempo a todo. y la he publicado hoy, porque si no se pasaba ya casi a navidad.

Nosotr@s con nuestro sentido del humor y las ganas que tenemos de pasarlo bien, es suficiente.

Un abrazo fuerte y muchas gracias estimado JOSEP,un petò.

Miquel dijo...

Recuerdo de una obra de teatro de Don Juan que los decorados eran de Dali. Tengo la película bajada, pero no se colgarla ni lo pretendo.
Te aseguro que es muy curiosa.
Un beso y me alegro que lo hayas pasado bien en compañía de tus amigos.
salut

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Muchas gracias MIQUEL, y buen domingo, un beso.