LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

18 de octubre de 2013

HORTA...BARCELONA... https://www.facebook.com/#!/carme.cristia...18-10-2013...


Imatge de  Horta,1917-1918. Autor S.Ribó
Ball del mocador a l'envelat del Foment Hortenc, amb motiu de la Festa Major d’Horta del 1934. Arxiu Municipal del Districte d'Horta-Guinardó. Autor A.Signes

Castellers davant del local de la 'Fraternitat Republicana' en el carrer Castelló de la Plana. 1931. Fons Felip Capdevila. Arxiu Municipal del Districte d'Horta-Guinardó. Autor Desconegut





Horta es un barrio perteneciente al distrito de Horta-Guinardó, en la ciudad de Barcelona. Fue un municipio independiente hasta 1904, cuando se anexiona a la capital catalana.El nombre proviene de la familia Horta, que fue propietaria del territorio desde el año 1036 hasta 1260. Habitada por nobles y mercaderes desde el siglo XIV, crece alrededor del Monasterio del Valle de Hebrón, llegando su período de esplendor hasta finales del siglo XVII. Se encuentra documentado por primera vez en el año 965, donde se menciona el valle de Horta. Antiguamente el barrio fue el núcleo principal del municipio independiente de Horta, que se correspondía más o menos con el actual distrito de Horta-Guinardó.
Carrer Industria 1900.

El crecimiento entre el siglo XVI y siglo XX fue debido a la abundancia de agua que hizo posible la instalación de numerosas lavanderías. La prosperidad de la zona también creció cuando llegó el tranvía en el año 1901. En la década de 1960 llegó el metro (L5) a la plaza Ibiza, la estación de Horta.


Todavía se mantiene la estructura del casco antiguo alrededor de la Plaza de Ibiza y tiene un ensanche residencial. En el barrio también se encuentra el Parque del Laberinto de Horta, que es el jardín más antiguo que se conserva de toda la ciudad. Es un jardín de tipo neoclásico que se empezó en 1794 en una finca de los marqueses de Alfarrás. A orillas del parque se encuentra el velódromo de Horta, donde se disputaron algunas pruebas por los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.
Lavanderas y albañiles
La abundancia y pureza del agua en el barrio hicieron que numerosas lavanderas se instalaron del siglo XVIII a mitad del siglo XX, es decir hasta la guerra civil y la llegada de las lavadoras. Estas mujeres lavaban la ropa de los burgueses del barrio de l’Eixample de Barcelona.
Su pesado trabajo se iniciaba el lunes muy pronto por la mañana recorriendo a pie los 7 km que las separaban de l’Eixample.
Pasaban de casa en casa gritando: ¿Quien tiene ropa para lavar?
Una vez recogida la ropa, deshacían su camino con una enorme bolsa a sus espaldas. Cuando llegaban a sus respectivas casas tenían que marcar la ropa para no mezclarla. A continuación separaban las prendas: la ropa fina se lavaba primero, lo más sucio al final. Luego remojaban la colada y la enjabonaban con un jabón casero hecho a base de restos de aceite. Después venían las tareas de enjuagar y golpear la ropa con una pala con el fin de sacarle lo más posible de agua. Finalmente sólo quedaba tenderlo todo para que se secara, planchar y plegar. El proceso terminaba el viernes, cuando devolvían las prendas a sus propietarios.

La calle que podemos todavía ver se llama calle Aiguafreda (Aguafria). Lleva bien su nombre ya que no hay que olvidar que a veces el agua estaba helada pero la ropa se tenía que lavar igualmente.


En los acontecimientos de tipo político y social de la historia contemporánea del barrio, podemos destacar la repercusión de los hechos de la Semana Trágica del 1909, cuando los sublevados se replegaron en torno a Sant Andreu y Horta y quemaron el convento de las dominicanas y la vieja iglésia de San Joan. El ambiente de los años veinte fue muy tenso y tuvo relevancia la Societat de Paletes d'Horta, de cariz izquierdista y anarquista (los albañiles de Horta gozaban de buen nombre en todo el llano de Barcelona). Después de los años oscuros de la Dictadura, cuando fueron clausurados el Centre Català y otros grupos y partidos políticos, la República aportó una avivamiento, reflejado en publicaciones como "La Vall d'Horta", "El boletín" o "La Peira". El carácter residencial hizo que la población presentara una relativa normalidad durante la guerra civil (los primeros incidentes tuvieron lugar en las calles Fulton y Horta, a causa de la FAI, que ocupaba la masia de Can Querol) y la postguerra fue igualmente tranquila hasta la llegada de la gran oleada immigratoria de los años 1950-60, que comporta unas grandes transformaciones sociológicas.
 El núcleo urbano de la población de Horta se formó a partir del siglo XVI al entorno de la plaza Major, hoy llamada de Santes Creus, donde se agrupaban los jornaleros que asistían a la subasta de la bolsa de trabajo. El momento de la expansión de la segunda mitad del siglo XIX, cuando se consiguio la independencia municipal, se hizo a lo largo de la calle Major, y aumentó con la instalación de las colonias de veraneo (la primera en la rambla Cortada, hoy de Campoamor) y la construcción de nuevas torres a partir de la epidemia de fiebre amarilla de 1870, que convirtieron la población en núcleo residencial de la pequeña burguesia barcelonesa.
CAN CORTADA

La iglesia parroquial de Sant Joan de Horta tuvo el primitivo emplazamiento al lado de Can Cortada (queda el nombre de calle de la Esglèsia)
Desde 1845 hasta el inicio del siglo la población pasó de 1.885 habitantes a 6.035 habitantes y muchos propietarios de masias y terrenos vendieron las propiedades como solares para la construcción. Después de 1904 se empedró la calle Major (desde la riera de la calle de Castelló) y se urbanizó la plaza Eivissa, que ha desplazado a la de Santes Creus como centro urbano. Las calles más características de la parte antigua son la Rambla de Cortada, la calle de Feliu i Codina, Salses, Canigó y Mestre Dalmau. La sustitución de las casas de planta baja por bloques de pisos ha representado, además de la pérdida del carácter tradicional, una densidad demográfica que ha hecho insuficientes los equipamientos.


Parte alta de la calle Salses, en 1904 (F. Magrans). Foto cedida por el colegio Mare Nostrum.

Al norte del centro del núcleo urbano (quemada el útimo día de la Setmana Trágica, se conserva hasta bien entrado el siglo). En el 1905 el Cardenal Casañas bendijo la colocación de la primera piedra de un nuevo templo en la ubicación actual, más centrica, que se inauguró en parte el 1911 y se acabó el 1917. Incendiado y devastado en julio de 1936, fue totalmente reconstruido en la postguerra en un neogótico modernizado y no consiguió el aspecto definitivo hasta el año 1980, cuando fue inaugurada la portalada y el tímpano de la fachada, obra del pintor J. Torras i Viver, que también decoró el interior.

ANTIGUO MERENDERO EN LA FONT D´EN FARGAS

7 comentarios:

Miquel dijo...

Esta calle, Granollers, Aiguafreda y aledaños aún guardan relojes de sol que se tienen que descubrir.
todo esto es una barbaridad de bonito y aún quedan pozos con agua por allí
salut

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Conozco esas calles, por tí Miquel, tú que vas a todos los rincones de Barcelona y te la conoces como la palma de la mano.

Un abrazo, muchas gracias y BFDS.

Rodericus dijo...

Es una de las pocas zonas de Barcelona que apenas conozco. Sorprende encontrar esas calles con casas de una sola planta, ¡¡ y pozos !!.

Las minas de agua que descienden de Collçerola hacia el llano dan un agua de una calidad excepcional, y es una lástima que se esté desperdiciando.

Saludos.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Hola RODERICUS,aquí lo que se hace es destruir las cosas y la historia, en vez de conservar el patrimonio histórico de nuestra Ciudad, y como hay lo que hay solo quedaran las fotos.

Aquí lo que quieren, "los que mandan" es una Barcelona, para los turistas y los de aquí, al final tiempo al tiempo, nos tendremos que ir.


Muchas gracias, un saludo y BFDS.

Gemma dijo...

Qué maravilla, Trinidad!

He leído el post con un interés sumamente sentimental puesto que mis abuelos se conocieron en el trayecto que hacía el tranvía hasta Horta y se enamoraron después, en uno de esos bailes del mocador. Mi abuelo te lo narraría mucho mejor que yo...

ha sido tan emocionante para mí ver estas fotografías e imaginarlos allí, pensarlos haciendo ese trayecto, a veces en tranvía y otras veces a pie hasta Barcelona, siete kilómetros de ida y otros tantos de vuelta para ir a estudiar y a trabajar ...mi abuela me ha contado muchas veces cómo esas mujeres lavaban la ropa en pleno invierno, incluía a su madre, mi bisabuela. Hace poco me desplacé a Horta, para fotografiar la casa donde nació mi abuela, ya que dentro de poco la derribarán y yo todavía no tenía ningún registro fotográfico que plasmara sus descripciones. Un día de estos de noviembre se cumplirán 68 años de aquel flechazo en el tranvía y que propició de alguna manera el que una de sus nietas, te esté leyendo hoy con los ojos impregnados, rebosantes de emoción...la plaza ibiza la calle feliu codina...son lugares donde sucedió su vida y donde empezaban algunas historias, bellas historias en las que muchas noches de mi infancia me quedaba dormida entre sus brazos mientras me las contaban... :D

Gracias por estos maravillosos registros y por toda la información que has puesto. Muy agradecida, recibe un fuerte abrazo de todos nosotros.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Muchas gracias GEMMA, y le das de mi parte un abrazo a toda tu familia con todo mi afecto, y otro para tí, gracias.

Gemma dijo...

Gràcies!

Petons.