LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

26 de setembre de 2013

PARK GÜELL...,1923, EUSEBI GÜELL DONÓ TODA LA FINCA AL AY.UNTAMIENTO DE BARCELONA, CONVIRTIÉNDOLO EN PARQUE PÚBLICO...Y AHORA QUIEREN COBRAR POR ENTRAR AL PARQUE , DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD EN 1983, POR LA UNESCO...26-09-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA



Eusebi Güell, un poderoso empresario de la época y gran amante de las artes, ideó el Park Güell en 1900 como una ciudad-jardín residencial al estilo inglés (de aquí viene que se denominara park) y encargó su realización a Antoni Gaudí, a quien ya había encomendado la construcción del Palacio Güell y de la finca Güell.

La iniciativa inmobiliaria fue un fracaso, en parte por el estallido de la Primera Guerra Mundial, y sólo se llegaron a construir dos cases, en una de las cuales vivió Gaudí durante veinte años, la que actualmente aloja la Casa-Museo Gaudí.

En 1923 Eusebi Güell donó toda la finca al Ayuntamiento de Barcelona, que la convirtió en un parque público. En 1983 el Park Güell fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En la entrada principal del parque se puede ver el famoso dragón policromo de Gaudí, uno de los símbolos de la ciudad. Está revestido de pequeños trozos irregulares de ladrillos de colores, utilizando una técnica muy característica de Gaudí, denominada trencadís, que se encuentra por todo el parque. Muchos de estos revestimientos en trencadís son obra de Josep Maria Jujol, ayudante y discípulo de Gaudí.

La gran plaza, que tiene todo el perímetro delimitado por un banco de trazado sinuoso recubierto de trencadís, ofrece una bella vista de Barcelona, con el mar al fondo. Bajo la plaza está la sala hipóstila, un bosque de piedra formado por 86 columnas que originalmente estaba destinado a acoger el mercado.

En todo el parque se puede ver la pasión por las curvas que caracteriza la obra de Gaudí: bancos, caminos, porches, columnas o viaductos huyen de la línea recta. También se percibe la inspiración del arquitecto en las formas vegetales y animales, reflejando sus ideas de simbiosis entre el hombre y la naturaleza. Caracoles, setas, hojas, flores o troncos se identifican constantemente dentro de las formas arquitectónicas.

Es un lugar onírico, de peculiar belleza, idóneo parar huir del bullicio de la ciudad y pasear. Resulta especialmente apreciado por los niños, ya que parece sacado de un cuento de hadas y las construcciones recuerdan la casita de chocolate del cuento Hansel y Gretel.

 Gaudí Año de construcción 1922 Arquitecto Antoni Gaudí i Cornet Estilo arquitectónico Modernista

El edificio


Arquitecto Antoni Gaudí i Cornet Año de construcción 1922










Foto donada por Jordi Romagosa "Foto del año 1907 realizada en la Plaza del Parc Güell (Barcelona) Muchas personas bailando sardanas, tanto en la plaza como en las balconadas que dan a ella, en la fiesta de les Associacions Autonomistes en beneficio de los damnificados en las inundaciones de Catalunya".




4 comentaris:

Miquel ha dit...

Ya está todo preparado para las entradas.
Los vecinos del barrio no tienen idea de como pasar gratis, y los de los aledaños tendremos que pagar.
Es como si el que viviera en Verdún, lejos de la Fuente mágica de Montjuich, tuviera que pagar entrada para ver los surtidores.

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Una verguenza y un atraco a mano armada, es una pena, pero yo, no pienso pagar, me quedarán las fotos que tengo muchas.
Tienes toda la razón querido Miquel, un abrazo y gracias.

KRT ha dit...

A mi no em sembla tan malament que facin pagar. Els costos de manteniment i de personal no deuen ser barats, i ja que hi entra tanta gent (que contribueix a embrutar o malmetre), comprenc que es faci pagar als usuaris. Ficxa't que, mentre l'entrada ha estat gratuïta, el manteniment i el persaonal els pagàvem de diner públic; és a dir, que ho pagava tant el que hi anava com el que no. D'aquesta manera sembla més raonable: paga el qui en gaudeix. També es paga per visitar l'Acròpolis d'Atenes, la Vall dels Reis i els temples de Luxor, les piràmides de Giza, la Torre Eiffel, Versalles, Fontainebleau i els castells del Loira, la Torre de Londres,l'Empire State Building, els palaus de Viena... Cert que s'agraeix quan trobes que, per exemple, el Brithish Museum és gratuït, però la veritat és que entenc que em facin pagar per veure coses que són patrimoni de la humanitat i que bé s'han de conservar.

Les fotos precioses, com sempre, Maria Trinidad. Gràcies!

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Moltes gràcies KRT.