LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

8 de maig de 2013

BARCELONA...HISTORIA DE LA CAMPANA DE GRÀCIA...Y EL CEDRO DE LA LIBERTAD EN LA PLAÇA DEL SOL...9-05-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA
El retorno de la Campana de Gràcia en 1930.Foto IMH.

En 1929, se supone que fué por parte de quién mandaba en ese ay:untamiento, ordenó, bajar la campana de la Plaça Ríus y Taulet, con la firme oposición de todo el barrio, para fundir la campana y hacer dos más pequeñas destinadas a la Plaça Espanya.
quisieron desmontarla haciéndola bajar por dentro de la torre, y se encontraron que tenían que reventar la puerta, porque la campana era más grande,y los vecinos se dieron cuenta del propósito, la protesta de los Graciencs evitó su desaparición, y desde octubre de 1930 la campana ocupa de nuevo su sitio.

Junio de 1979, se comienza a emitir programas en la emisora libre La Campana. Foto, Pepe Encinas.
Unos de los programas lo transmitirían desde la histórica campana de Gràcia, en la foto los miembros del equipo en el momento histórico.

El Cedro de la Libertad en la Plaça del Sol, 1900.Foto Saumell.

Català
L'arbre de la llibertat
en eixa plaça plantat
per glòria un día va ser;
però altres temps van venir,
i aquell arbre es va morir
i la llibertat...també.
En record d'aquells fets grans
ens hi va plantar...els encants.

Castellano

El árbol de la libertad
en esa plaza plantado
por gloria un día fue;
pero otros tiempos vinieron,
y aquel árbol se murió
y la libertad ... también.
En recuerdo de aquellos hechos grandes
nos plantó ... los encantos.




El cedro se dice que fue plantado en recuerdo de unos carboneros, fusilados en una de las múltiples revueltas de la época por haber arrastrado un cañón hasta la plaza del Sol, por la calle que hoy lleva el nombre de Canó.(cañón)
La plaza del Sol, con sus incómodos dos niveles, su diseño de plaza dura (tan habitual en el barrio) y su subsuelo aprovechado hoy por un aparcamiento, ayer por un refugio antiaéreo de la Guerra Civil, es el punto central de una de las parcelaciones más pequeñas de Gràcia. Una parcelación realizada en 1860 directamente asociada a las necesidades de vivienda que originó la implantación del Vapor Nou.

Derrumbe de Can Batlló, en la calle Escorial nº 50, que costó la vida a unos cuantos obreros en el año 1962.
Donde existía la fábrica hoy día hay pisos. Parece ser que "el accidente" se debió a una riera o torrente subterráneo que removió los cimientos, todo apunta que nunca se hizo pública la causa...
El camino de Gràcia, que seguía el curso de la riera de Sant Miquel se transformó en el 1778, en todo Gràcia habían unas treinta fincas de payeses donde lo que hoy es Gràcia, y las rieras las transformaron en calles , como el Torrent del Pecat, (hoy día de Les Flors), o de l'Olla, etc...
De todos es sabido que bajaban muchos torrentes de agua de la montaña desviaron algunos y la baja calidad de las viviendas que se construyeron encima de estos torrentes ,hicieron que  el desconocimiento permanente de los materiales que componen el subsuelo de la ciudad, fueron la causa de más de un derrumbamiento, y ha planteado casos de anomalías, "puertas que no cierran, raxolas que se levantan , como en el nº 72 de Torrent de les Flors, donde el desviamiento de las aguas torrenciales provocaron que los cimientos se resintiesen...
El mismo lugar donde estaba Can Batlló en 1962, 2013.
Bando que comunicaba que Gràcia se convertía en municipio independiente año 1850.Foto IMH.

En 1837 llega la primera de estas industrias algodoneras, el Vapor Vilaregut (o Vapor Vell), que trasladado desde el Raval se instala en la calle Perill. Dos años más tarde se asienta la Fábrica Puigmartí (o Vapor Nou) en lo que hoy es la zona del Mercat de l'Abaceria y la Plaza Romaní (donde se conserva la chimenea), una industria que llegó a dar a trabajo a 500 personas y que incluso fue visitada por la reina Isabel II. Y así, una tras otra fueron instalándose por toda Gràcia industrias y talleres, sobre todo relacionadas con el textil, la tipografía y curiosamente, las cerillas (unas trasladadas desde la populosa Barcelona tras haber sido prohibidas allí por peligrosas y otras creadas en el barrio), y del mismo modo, uno tras otro, fueron levantándose edificios que trataban de responder a las necesidades de vivienda que provocaba la continua emigración asociada al trabajo. 
Durante la Primera República fue el lugar escogido para plantar un cedro que simbolizaba la libertad y más tarde, durante la Guerra Civil fue escenario de numerosos fusilamientos. Hoy en cambio la plaza del Sol es escenario pero de otro tipo. Se ha convertido en un lugar de concentración de numerosos bares, que acogen durante buena parte del año terrazas que aprovechan el benigno clima barcelonés, alcanzando en verano su verdadero apogeo.


El mismo lugar, el Cedro de la Llibertat, se murió...Foto del 7-05-2013.
El reloj de sol de la Plaça del Sol, 7-05-2013.
1920 La Plaza del DIAMANT

La Festa Major de Gràcia que abre la novela de Mercè Rodoreda "La Plaza del Diamante", nace hacia 1827 de raices campesinas y ya en 1870 va adquiriendo, como el propio barrio, un carácter más urbano. Comienzan a engalanarse las calles y se crean los premios para las calles mejor decoradas, llegando a participar en los momentos de mayor apogeo más de 100 calles. Hoy a pesar de ser apenas una treintena y de cierta decadencia en los setenta, la festa mantiene su colorido y su atractivo, como demuestra que a pesar de celebrarse a mediados del poco propicio mes de agosto logre convocar a un número ingente de personas. Una festa además donde son los propios vecinos los que deciden la decoración de su calle y las actividades que se realizarán en ella (música, teatro, espectáculos infantiles, comidas de germanor...) es decir donde los vecinos ocupan la calle conviertiéndola en una prolongación de su casa, algo que marcará la relación que los graciencs mantienen con su barrio el resto del año...

Yo, no vivo en Gràcia, pero me encanta tanto este barrio, que parece que sea de ahí...

2 comentaris:

Miquel ha dit...

No estaba bien enterado de la historia.
Gracias. Salut

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Un abrazo y muchas gracias, Miquel.