LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

21 de mayo de 2013

BARCELONA...ANTIGUA LIBRERÍA ALMIRALL ,1733... CARRER PRINCESA Nº 16...21-05-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA

Librería Almirall Princesa, 16
En 1733, Joan Almirall funda esta peculiar librería, donde vendía los productos provenientes del molino ubicado en la torre de claramunt, propiedad de su hermano Vicenç. El hijo de Joan traspaso la tienda a la calle Ferro 5, que es La direccion actual, pero no fue hasta 1853, que se urbanizo la calle princesa, que se decidió darle un giro a la tienda y poner la entrada por la calle princesa, la cual seria una de las calles mas emblemáticas de Barcelona, recientemente, esta librería se ha convertido envina rústica y exquisita panadería.




Cada vez que vuelve unos días a Barcelona descubre que se ha cerrado otra de las tiendas que ella conocía de joven, cuando en los años 50 empezaba a frecuentar la ciudad donde su padre, Pablo Picasso, había vivido medio siglo antes. La que más echa de menos Maya Ruiz Picasso es La Jijonenca, en el paseo de Gràcia, «donde me engordé con las horchatas». O, en la misma calle, el Salón Rosa. «Mis recuerdos son de estómago», sonríe la mujer, con su ligero acento francés. Cuando llegamos en nuestro paseo a la calle de Llibreteria se acuerda de la mercería Mogas, que cerró a finales del 2006. Ahora es un supermercado, con ningún rastro ya del histórico mostrador y los escaparates.
Tiendas de mucho antes de Picasso 
Tampoco podrá ir ya a comprar zapatos en La Ampurdanesa (1845) de Nou de la Rambla, ni libros en Almirall (1853) de la calle de Princesa -ahora es una panadería-, ni pavimentos de Escofet (1886) en la ronda Universitat. Tampoco ya camisas de Flotats, que llevaba casi 100 años entre las calles de Ferran y del Call.

Renta antigua

3 «Los que vivís en Barcelona no os dais cuenta de la historia que albergan las calles y que se está perdiendo». Maya Picasso es la dicharachera presidenta de la nueva Associació d'Establiments Emblemàtics, que pretende salvar más de estos históricos comercios del cierre y su desaparición total. Guiándose por un llamativo libro municipal, Guapos per sempre, han logrado ya reunir una cuarentena de comerciantes para hacer un frente común contra todo tipo de amenazas, sobre todo la negativa de los hijos de seguir con el negocio familiar y, dentro de tres años, el fin de la moratoria de la ley de arrendamientos urbanos por lo que expirarán los contratos de renta antigua y los alquileres bajos que aún pagan una cuarta parte de los comercios barceloneses pueden subir de manera vertiginosa.

Josep Maria Roig tiene un contrato así para la pastelería La Colmena, desde 1864 en la plaza del Àngel, aunque él prefiere no hablar tanto de la ley sino de la importancia de este tipo de comercios en la imagen, la historia y el prestigio de la ciudad. Él es secretario de la asociación, y el vicepresidente es su vecino Jordi Subirà, que en la ventana de su cerería de la calle Llibreteria recuerda el memorable 250º aniversario (1761-2011) del establecimiento y que está molesto porque ahora todas las tiendas que se abren en Ciutat Vella van dirigidas a los turistas.

Pero los hay que han sobrevivido a los tiempos, que han resistido la tentación de traspasar su local por una millonada. Y así, entre tanto suvenir y fastfood se mantiene la sastrería Xancó (1820) en medio de la Rambla, o El Indio (1860) en la calle del Carme y la chocolateria Fargas (1827) en los bajos del palacio Castell de Ponç en la calle del Pi. «Barcelona es excepcional, mi padre siempre regresó porque le gustaba tanto...», dice Maya Picasso, nostálgica. Por lo menos, el lugar de reunión favorito de su padre, Els Quatre Gats (1897), es de los que se mantiene.




6 comentarios:

Miquel dijo...

De esto nos quejamos MTRINIDAD, de que se vayan derribando los establecimientos emblemáticos de nuestra ciudad. Pero al señor alcalde, a este y al que estaba antes y al anterior , les importaba un pepino . Lo que quieren es que paguen impuestos y les da igual que pongan lo que pongan. Aquí tenemos 10 regidores de distritos y un regidos general, y cientos de secretarios, palanganeros y burócratas. Ya ves el rey de las gorras, o la lechería de Sants.
En fin tenemos lo que votamos.
Un abrazo

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Si no votase nadie, nadie, me gustaría saber lo que pasaría, y perdona, yo, a estos no los he votado.
Y aparte de eso, yo hace años vengo denunciando, como tú sabes 38 denuncias al AY.UNTAMIENTO,por los áticos abandonados y muy deteriorados, con un informe de unos arquitectos de la Cámara de la Propiedad y no han movido un dedo, se supone que los dueños, una sociedad inmobiliaria fantasma y subastera, que cambian de nombre y se ve que tienen mano con los que mandan, porque las denuncias no prosperan y el deterioro es significativo, si un día se cae y me coje debajo , entonces te enterarás Miquel, y es que son tod@s unos ineptos e inútiles, y todo esto empezó antes de la crisis, así que ya me dirás ...
Un abrazo y muchas gracias.

KRT dijo...

No sé si hem de culpar l'Ajuntament, o només l'Ajuntament. Al capdavall, els comerços aguanten mentre són rendibles, i el que els fa rendibles és la demanda, i també tenir una bona oferta i una correcta política de preus i de fidelitzar els clients. A mi em sap greu que hagin tancat grans llibreries de Barcelona, però com que no sóc de Barcelona jo no hi comprava mai, o rarament. Sí que comprava a llibreries de Manresa que també han anat tancant (per sort, en queden d'altres, on compro).

El problema de les llibreries, avui, potser són els grans establiments (FNAC, etc.)que venen moltíssims best-sellers però els falta fons editorial. I categoria! Jo he vist a la llibreria d'un Corte Inglés barceloní una senyora que demanava 'El cantar de Mío Cid' i la dependenta li deia: "¿no sabe el autor?"

En tot cas, si un establiment no ven, o no ven prou, ha de tancar (o reciclar-se, passant de llibreria en crisi a forn d'èxit, espero). És la llei capitalista de l'oferta i la demanda. Culpa dels compradors que no comprem? Potser, però no tothom podem comprar sempre i a tot arreu. Culpa del botiguer que no sap renovar-se? Potser, però no sempre és fàcil de preveure, això. Culpa de l'alcalde? Potser, però hi veig la víctima més fàcil. I jo tampoc no el voto, perquè no sóc del seu poble, ni al meu poble no voto el seu partit. Però si fos alcalde no m'agradaria que, tenint prou culpa en tantes coses, em culpessin també de les que no en sóc responsable. Penso.

Gràcies per aquest bloc tan interessant, que conec gràcies al Josep de Vivències i que segueixo amb interès. Endavant.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Moltes Gràcies KRT i benvingut al bloc, una cordial salutació, Josep, també una abraçada, gràcies.

Josep dijo...

Mª Trini, creo que KRT tiene razón. Es una pena que estas tiendas tan emblemáticas cierren, son "muy nuestras" pero vamos a suponer que tu o yo tenemos una tienda o un taller, un bar o una empresa mediana que no nos da dinero porque la competencia nos ha adelantado, o simplemente porque no vendemos nada. Amiga mia nadie nos dará nada, nos diran que si no funciona que cerremos. Es que si no es así cualquier Ayuntamiento o gobierno estaria dando dinero a todo el "quisqui"
Tu sabes aquellas librerias que hay en la calle Muntaner, bajando a la izquierda, pues ya verás que cualquier dia cerrarán, pero es que pases cuando pases no ves a nadie, pero ellos tampoco hacen por la gente. Solo hay una bombilla, allí al fondo, y puedes pasarte un buen rato hasta que llega un señor y te atiende como sabe, pero te das cuenta de que no es un dependiente como tu esperas.
Los negocios amiga mia, o se actualizan o por desgracia mueren, y ya se que tu no eres votante de los peperos, yo tampoco.
Estoy muy contento de que te hay visitado KRT.Sabe muchísimo, y sobretodo es una gran persona.

Un beso.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Los dos sois buenas personas y sabéis mucho, ya le he dado las gracias y encima viene de tu parte querido Josep.
Un Petonás.

Con respecto a los nacocios, yo he tenido dos de Perfumería y Estetica, de el pequeño saqué el grande, y el grande casi me arruína, así que como a mí me ha pasado de TODO...Ya no me extraño de nada, donde estaba mi perfumería se llamaba Frank & Mery, puedes ver el post, yo lo explico casi todo, es más comencé hablando de mi y de mi familia, a los que se lo merecían los puse verdes como hoja de perejil...me desahogué y seguí con mis cosas pero ahí está todo, lo bueno y lo malo, que en las familias hay de todo y la mia es como la de todos.
Con los establecimientos antiguos prefiero que conserven su encanto y que vendan lo que quieran, antes de derribarlos y poner diseño frío y repelente como quieren muchos del AY. UNTAMIENTO, KRT, tiene su razón, tú tienes la tuya y yo tengo la mía.
Un abrazo amigo y un millón de grácias guapo.