LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

21 de maig de 2013

BARCELONA...ANTIGUA BOTICA DE LA CORONA, CARRER GIGNÀS...21-05-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA
La farmacia Vilaplana de la Calle Gignàs, situada en lo que fue la parte noble de Ciutat Vella, exhibe con evidente orgullo, un letrero en su fachada que informa que aquella era la antigua Botica de la Corona. Un nombre que nos habla de uno de los establecimientos farmacéuticos más populares de finales del siglo XIX.

 La medicina y la farmacología han evolucionado mucho desde aquellos tiempos en los que los ungüentos milagrosos, cremas infalibles y pócimas mágicas convivían con crece pelos, laxantes caseros y extraños mejunjes sexuales. La publicidad de la época nos habla de las especialidades de la Botica Corona, que van del Agua Silvina (tintes para el pelo blanco) a las Pomadas del doctor Selvada (remedios contra las almorranas) hasta su gran especialidad, que la hizo famosa en toda la ciudad, la Pócima que curaba el Mal de Sant Pau, nombre con el que se conocía a la epilepsia.
 El origen del curioso nombre que recibía la enfermedad, parece dar con otra historia barcelonesa. En este caso se remonta a los tiempos en los que la Confraria de Sant Pau organizaba cada 25 de enero una feria-recolecta entre sus socios. Si estos pagaban sus cuotas durante siete años consecutivos conseguían protección divina para ellos y sus hijos contra el mal epiléptico, una enfermedad que en aquel entonces resultaba casi diabólica.

La Botica de la Corona empezó a decaer con el nuevo siglo, hasta que finalmente desapareció y se convirtió en una farmacia de nuestros días.  Falta confirmar si el nombre del establecimiento aludía a una posible colaboración con la Casa Real, entonces representada por Alfonso XIII, como otros establecimientos de Barcelona, o simplemente era un truco publicitario de la época.

EDIT: Miquel del estupendo blog , Barcelofilia, nos recuerda que el actual propietario de la Farmacia es también otro personaje histórico de la ciudad, en este caso el cantautor de la Nova Cançó Joan Isaac, cuyo nombre real es Joan Vilaplana i Comín. Autor entre otras muchas, de canciones como la Margalida, convertida en los setenta, en himno contra la pena de muerte.
He aquí una recopilación de algunos anuncios de la Botica, comprendidos entre 1890 y 1900.

2 comentaris:

Miquel ha dit...

Que historia tan curiosa esta de la epilepsia.
Tampoco sabía lo de Joan Issac. Es una canción que silbo muchas veces sin saber porqué.
Un abrazo

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Ya ves querido Miquel, la poca información que hay es de BARCELOFILIA, del estupendo blog, de Miquel, el otro Miquel.
Un abrazo y muchas gracias.