LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

11 d’abril de 2013

BARCELONA...POST, DEDICADO A LOS LIBROS...Y ANTIGUAS LIBRERÍAS EGEA Y LOS KIOSCOS DE VENTA DE LIBROS DE OCASIÓN, YA NO EXISTEN...11-04-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA
CALLE ARIBAU, ANTIGUA LIBRERÍA EGEA...1960.
Hace años que tiene el mismo dueño de esta antigua Librería de ocasión,o de segunda mano... El sexshop Egea,en la calle Diputación, es más rentable, que la librería...
EL MISMO LUGAR, ARIBAU, PERO LA LIBRERÍA EGEA, YA NO ESTÁ, 10-04-2013.
Calle Aribau, 10-04-2013.

Texto y fotos a continuación íntegros de El Periódico:
Por: CRISTINA SAVALL
BARCELONA

La madera verde roída por la humedad, las paredes llenas de garabatos y las estanterías abarrotadas de polvorientas novelas, calendarios de camionero, dvd y revistas eróticas tipo Penthouse, Hembras Peligrosas, Asian Fever, Orgía, Tacones Altos, Hot y Playboy, muchas verdadera arqueología del destape. Es lo único que queda de los pabellones Antoni Palau, un mercado de libros de ocasión ubicado en la calle de Diputació, entre Balmes y Enric Granados, delante del edificio y de los jardines del Seminario Conciliar en Barcelona.
Concurrido El pabellón Antoni Palau, a finales de los 60. ARCHIVO / ERNESTO VILÁ
La caseta numantina 8 La parada de películas, novelas y revistas eróticas de la calle de Diputació, al lado de Enric Granados, el pasado jueves. JOAN PUIG
En el enlace a continuación de las citas de Sampedro,es muy bueno, hablo de Roberto Bolaño, y mi homenaje a Jose Luis Sampedro, tod@s descansen en paz...



 La única parada de ocho metros cuadrados que subsiste a la intemperie es propiedad de Julio García, que hace años decidió reorientar su negocio de librería especializada en ediciones de segunda mano hacia la venta de material erótico de otras épocas, dirigido a coleccionistas del género. La zona es propicia debido a la cercanía de la sexshop Egea, que se encuentra en Diputació cerca de Aribau. Lo que más vende son revistas internacionales ya desaparecidas. «Los clientes suelen venir con listas y se pasan un buen rato buscando los ejemplares que les faltan», explica el dueño de la parada, reacio a hacer declaraciones por miedo a represalias del ayuntamiento. «He de vivir, no puedo permitir jubilarme, apenas me dan nada. Hasta ahora las propuestas económicas que me han hecho no me han interesado. No llegaba ni para pagarme el entierro», agrega García, que depende del Instituto Municipal de Mercados de Barcelona. Según él, las concesiones son indefinidas y, al igual que las casas de lotería, pueden pasarse de padres a hijos. «Pago una cuota trimestral».
Lo cierto es que tiene un expediente abierto por el consistorio y no por dejar de ser una librería de viejo, sino por no ceñirse a los horarios de apertura y cierre de los mercados. O sean de 8.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas. Como muy pronto abre la persiana a las 10 de la mañana y no abre la mañana de los sábados.
Las más de 20 casetas que José María Porcioles, como alcalde de Barcelona, inauguró en 1967 han ido cerrando. Algunas por la muerte de sus propietarios, otras por aceptar las indemnizaciones del ayuntamiento que desde finales del siglo pasado quiere erradicarlas, y otras por la decaída de ventas de un sector al que cada vez atraen más las ofertas de internet.
Mirad ahora que se ha muerto Sarita Montiel, ahí la tienen bellísima como ella sola...Descanse en Paz, Guapa.
En recuerdo a Antoni Palau
Ramon Folch, doctor en Biología, escribió un artículo de opinión en este diario en el que hablaba de su tío bisabuelo, Antoni Palau i Dulcet, que da nombre a este espacio que hoy es un reducto de orines sobre todo las madrugadas de los fines de semana. Decía que era librero y un bibliófilo erudito, que publicó el monumental e irrepetible Manual del librero hispano-americano, en una primera edición en Oxford (siete volúmenes, 1923-1927) y en una segunda de 26 volúmenes editados entre Sant Feliu de Guíxols, Madrid, Bilbao y Barcelona. En total, 381.897 títulos inventariados y documentados. «Tiene dedicado lo poco que queda del mercado de libros de ocasión, unos pabellones en estado ruinoso. Merecería un mejor recordatorio», concluía.

No hay mayor placer que leer un libro, tengo un E-book (Sony Reader),y lo leo a veces cuando voy en metro, pero lo que es el papel de un libro y hasta el olor de un libro, como ello, no hay nada igual...

10 comentaris:

AMALTEA ha dit...

Las librería de viejo de Aribau,fueron mi perdición ecónomica cuando estudiaba. Casi todo el dinero que ganaba con trabajillos de fin de semana, lo gastaba en libros que aún conservo.

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Y yo también, y conozco al dueño, y ya últimamente no le era rentable, según él, el otro negocio sí.
Yo también los conservo los libros, ya ni sé cuantos miles tengo y leídos y muchos vueltos a leer, yo también regalo libros, a mis amigos es el mejor regalo que se puede hacer.
Muchas gracias AMALTEA, y un fuerte abrazo.

Mari-Pi-R ha dit...

Ya estas con la preparación del día del libro, como siempre buenos encuentros de un rato literario.
Un abrazo

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Gracias Mari-Pi-R, pero ha sido más bien por la muerte de este humanista, y gran escritor de muchos libros, creo que tengo 5 de él, La sonrisa Etrusca, Indignados, El amante Lesbiano, y ahora no me acuerdo de más.
Un abrazo y gracias guapa.

Chordi ha dit...

Conocí al sr.Salvador Egea Feliu por los años 70 cuando vendía las hojas de Playboy a 100 pesetas, y el poster central a 500ptas, una barbaridad, despues vino lo del Sex-shop que heredó su sobrino pues Salvador no tuvo hijos....Ay, cuantos recuerdos...

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Yo solo conozco al sobrino, querido Chordi, muchas gracias por lo del gato precioso.
Un abrazo y gracias.

Josep ha dit...

Entre visitas del Clínic procuro ir a las librerias de la calle Aribau. Que tampoco son las únicas. Me gusta mirar y mirar aunque la mayoria de veces no compre nada.Sobre ellas hemos hablado bastantes veces con Miquel y con Ramon Eastriver, ellos también compraban allí. Yo por lo menos no tenia dinero para comprar libros nuevos. Miquel me dejo unos que no se encuentran ni en estas librerias. Se lo agradezco mucho. Sobre José Luis Sampedro que voy a decir, entre él´y Saramago han sido dos personas muy, muy queridas por lo que escribian. Ojalá los dos tubieran 40 años. Que pena querida, que pena. Volviendo a las librerias recuerdo que en Poblenou habian dos pero seguro que ya estarán cerradas. Una de ellas conocia al dueño, y los domingos iba al Mercado de Sant Antoni. Ahora esta clase de libros , si no es un libro muy especial casi que no vale la pena, pero tiene que ser muy especial. Yo quiero hacer un post sobre esto y las fotos originales. Primero le pediré permiso al dueño, seguro que me dirá que si, pero yo lo pediré. Has hecho un post muy binito. Te felicito, amiga.

Una fota abraçada.

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Muchas Gracias querido Josep, por tus palabras.
Otra Abraçada.

Miquel ha dit...

La mayoría de libros que tengo son de segunda mano, y comparadas allí. Siete años estudiando en el Seminario me dieron para conocer a todos y cada uno de los libreros. En casa hay verdaderas maravillas que me dejaban pagar a plazos, sobre todo de arte , filosofía y religión.
Un abrazo fuerte.

Mª Trinidad Vilchez ha dit...

Eso es bueno, tener maravillas en libro.
Un fuerte abrazo y muchas gracias Miquel.