http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

30 de septiembre de 2012

ATRACCIONES CASPOLINO 3ª ENTREGA... Y ALGUNAS COMPARATIVAS...DE BARCELONA,30-09-2012...

MI VIDA Y MI HISTORIA




Vista desde las afueras Sants 1910

MARAVILLOSAS VISTAS, ESTAS FOTOS SON DE HOY FRESCAS, 10-03-2012.
1930.- BIGORRE(pastas de sopa) Boqueria, nº 40
Mercat de Sant Antoni 1890.

Diagonal, con Balmes 1960.


Diagonal con Balmes 18.10-2012.
Plaça Gal-la Placídia, a finals dels anys quaranta.
Plaça Gal-la Placídia, 18-10-2012, llevan cuatro años de obras, cuando esté acabada la Plaça, volveré a hacer fotos...


Tres edificios, tres épocas diferentes...Y el más antiguo, encajonado.
Todas estas fotos son de Gal-la Placídia...

Lo que queda de Atracciones Caspolino...Y ni se puede tomar nada en esa terraza, del ruído espantoso que hay, no me explico como se sientan a tomar un café...

El Caspolino fué durante 70 años un pequeño y emblemático parque de atracciones que estaba situado en la parte alta de Gal-la Placidia de Barcelona, y era el límite del barrio de Gracia , con el de Sant Gervasi.
Era un centro de diversión para los niños...Sus caballitos perfectamente conservados con algunas piezas talladas a mano en madera, giraron y giraron y dieron alegría a niños y niñas hasta el 6 de Febrero del 2005.
El nombre de caspolino es el gentilicio de Caspe, ciudad donde nació la fundadora de las atracciones Caspolino.
Su fundadora, teneís la foto abajo, Sra. Anunciación Barrachina Sancho, la cual se instalo en Barcelona en la posguerra e instaló unos columpios y el tiovivo en los jardines de la Plaza; poco después compró el solar de la esquina donde instaló el pequeño parque cubierto... (Ahora estan haciendo pisos, lo he visto hoy).
CASPOLINO, será recordado por su tiovivo de caballitos, su pista de coches de choque, los futbolines, el tiro al blanco y el descanso de los padres cuando los llevábamos allí... ¡¡¡ Qué pena !!!. 





(Ver fotos de Atracciones Caspolino y un Impagable vídeo  de Vimeo,Gracias a Carles Pamies., en enlaces en rojo, Gracias) 


Watch TIOVIVO 2006 on Vimeo! http://vimeo.com/1160314


El Tibidabo desde Guillermo Tell, 23-07-2012, Barcelona.
Calle Tavern, nº 46, otro nº iluminado.
Diagonal nº 584 (no es el único nº iluminado de Barcelona)
Diagonal nº 584 (no es el único nº iluminado de Barcelona)

200 AÑOS DE FABRA Y COATS, 100 EN BARCELONA...30-09-2012...

MI VIDA Y MI HISTORIA
El Rec Comtal, a su paso por Sant Andreu.


Su hermano Juanito, después de trabajar en Fabra y Coats 40 años no se portaron bien ni con él ni con tantos trabajadores que en esa fábrica dieron los mejores años de sus vidas, este homenaje, no es a la fábrica sino a sus obrer@s, que allí dejaron una parte muy importante de su vida...LA SALUD...!!!





La fábrica Fabra y Coats
La junta directiva de Barcelona,Fabra y Coats
Trabajadores del ramo del agua, de Barcelona 1920
Evento con las autoridades de Barcelona 1920, en Fabra y Coats.
Feria de muestras 1947, Barcelona.



(VER VÍDEO A CONTINUACIÓN)

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20120713/54324275556/fabra-i-coats-abrira-octubre.html


El pasado día 22 de abril, se cumplieron cien años de la creación de la Compañía Anónima Hilaturas de Fabra y Coats (hoy Coats Fabra S.A.). La firma barcelonesa abrió los actos conmemorativos de esta efemérides con un acto , y que tuvo por marco el mismo edificio en el que, hace un siglo, se firmó el acuerdo de fundación de la sociedad. En dicho acto, en el que se reunieron más de mil personas, fueron presentados tanto el vídeo como el libro que se han editado con motivo del centenario. En el mismo centro cultural Can Fabra se presenta una exposición de fotografías y otros testimonios históricos en la que se recoge la trayectoria de la sociedad en estos cien años. Los antecedentes históricos de la actual empresa Coats Fabra S.A. se sitúan en Gran Bretaña, donde en 1812 nació el embrión de lo que en 1896 sería la sociedad Coats & Clark, la firma más importante del sector textil británico en aquel momento y que posteriormente pasó a denominarse J&P Coats. Para entonces, ya se había establecido en Cataluña, con la instalación de una fábrica en la localidad barcelonesa de Sant Vicenc de Torelló. Por otra parte, en 1843, Ferran Puig Gibert puso en marcha la sociedad Sucesora de Fabra y Portabella que, con el tiempo, se convirtió en un centro fabril que contaba con tres sedes, una en Manresa, dedicada a la hilatura y los tejidos de algodón; otra en el barrio barcelonés de Sant Andreu del Palomar, especializada en hilatura y torcido de lino, cintas de hilo de algodón y madejas de hilo para coser; y una tercera en el barrio vecino de La Sagrera. El 22 de abril de 1903, ambas empresas se fusionaron para crear la Compañía Anónima Hilaturas de Fabra y Coats, el primer fabricante español de hilos de coser, zurcir y bordar, así como de redes de pesca. En aquel mismo año, se trasladó a la que continúa siendo su sede en Sant Andreu. La gran expansión registrada en su actividad aconsejó la adquisición de otras instalaciones, entre la que destacó la de la fábrica La Algodonera, conocida popularmente como El Vapor del Rec, al estar situada junto al Rec Condal, el canal que daba vida a las empresas y a los hogares del barrio. La empresa se organizó en torno a tres grandes centros de producción, uno en Sant Martí de Provencals, dedicado a la fabricación de hilo de algodón y lino para medias y tejidos para redes; el segundo en Sant Andreu, para la producción de hilos torcidos, blanqueo, tintes, acabados y elaboración de hilos para coser y labores de ganchillo en carretes y, por último, la planta de Borgonyá, que se dedicaba a la preparación de hilados y torcidos de algodón. El devenir de la empresa se vio afectado, de diferente forma, por los tres grandes conflictos bélicos de la primera mitad del siglo XX. La Primera Guerra Mundial tuvo efectos positivos para toda la industria algodonera catalana al incrementarse la demanda externa; la Guerra Civil Española conllevó problemas abastecimiento de materias primas como resultado de la paralización de las importaciones; a lo que se unió el alto coste del suministro eléctrico y el aumento incontrolable de los precios. Pero, por fortuna para la sociedad, ni los edificios ni la maquinaria sufrieron daños durante la contienda; la Segunda Guerra Mundial dificultó la compra al exterior de la principal materia prima, el algodón en rama, así como de otros materiales auxiliares como los carretes de madera, procedentes de Finlandia y Suecia, y que Fabra y Coats tuvo fabricar por sí misma. La posguerra fue asimismo muy dura por la carestía económica y por las restricciones en el suministro eléctrico que hacían especialmente difícil el trabajo de las hilaturas, por lo que Fabra y Coats se vio obligada a utilizar de nuevo algunas máquinas de vapor, pero nunca interrumpió su actividad e incluso abrió nuevas líneas de fabricación como la de cremalleras, en 1946.