LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

26 de octubre de 2012

BARCELONA, EL FICUS DE LA MISERICORDIA...(Ficus thonningii) , 26-10-2012...

MI VIDA Y MI HISTORIA
Este ficus de la Misericordia, o (Ficus thonningii) acoge a una persona que duerme aquí, sus raíces parecen la piel de un elefante, pasando y de soslayo me ha parecido ver un banco, y doy la vuelta al árbol y veo que es una esterilla, y si álguien duerme ahí seguro que los transeúntes no lo ven, sus raíces lo tapan, miro muy bien alrededor y ni una placa que diga , qué árbol es y cuantos años tiene, yo creo que muchos ,más de cien, he buscado y solo salen ficus misericordia, de Palma de Mallorca, busco en parques y jardines, mirado uno por uno y ni hacen mención, cualquier día lo talan, y solo quedarán estas fotos...!!!








En una ciudad que mutila por sistema a sus grandes árboles, el Ficus de la Misericòrdia nos ofrece una imagen reconfortante. Ese árbol monumental, plantado en 1830 y procedente de Australia, parece un gran "animalot". Su tronco tiene la misma calidad que la piel de un elefante, con sus raíces como patas, y esa copa enorme cubriendo una gran extensión a su alrededor.
Muchas veces, cuando subo por la cuesta que lleva a la calle L'Hort de la Vila,Sarriá, hago una paradita delante del ficus. Es como encontrarte delante de uno de esos dioses perdidos de la prehistoria. Miras hacia arriba, te quedas silencioso a su lado. Esperando quizás que el arbolazo termine por hablar. Que mueva sus hojas o sus ramas, testigos impertérritos de la historia contemporánea de nuestra ciudad.
Ese árbol ha visto pasar muchas generaciones, de cuando Sarriá era una villa,lejos del centro de Barcelona,contempló a generaciones enteras de , de los fastos del derribo de las murallas, de la guerra civil...
En las culturas tradicionales los grandes árboles son sanadores y oraculares. Quizás porque comunican las energías telúricas con las celestes. Operan el milagro de transformar lo más oculto en aire y cielo. Por eso siempre se les consideró mediadores entre el hombre y los dioses. Acogedores y protectores.
No hay nada más bello y más vivo que un árbol extendiendo sus ramas. Deberíamos acudir a menudo a su amparo. Para dejarnos llevar por esa sensación tan antigua de admirar a los árboles. ¿No dicen acaso los antropólogos que los primeros homínidos vivían en los árboles? Es muy posible que nos quede un secreto rastro de esa ancestralidad vegetal y por eso nos inspiren esa confianza y ese cariño.



7 comentarios:

SalvemlaRotonda dijo...

En Gaudí deia "Aquest arbre proper al meu taller, és el meu mestre." i tenia raó!!! A la natura està tot!
Felicitats pel post!

Mari-Pi-R dijo...

Impresionantes, pero mejor tenerlos muy lejos de tu casa por sus raíces.
Feliz fin de semana

Mª Trinidad dijo...

Bona cita de Gaudí, no la sabia és molt buena.Muchas gràcies i una salutació.

Mª Trinidad dijo...

Pero es precioso, o no?
La corteza parece de un elefante.
Muchas Gracias y BFDS.

Miquel dijo...

Una preciosidad de árbol, y además prestando servicio al ciudadano ¡

Mª Trinidad dijo...

Muchas gracias Miquel, por tu comentario BFDS.

Jordi Reviriego dijo...

No es un ficus, sinó un árbol argentino frecuente en Barcelona: Phytolacca dioica - o Bellaombra