LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

11 de agosto de 2012

CAFÉ MAURI, 1900-2012, CARRER ARIBAU...112 AÑOS Y SIGUE ABIERTO, BARCELONA...11-08-2012.

MI VIDA Y MI HISTORIA
Cafè Mauri, a la cruïlla dels carrer Provença i Aribau. 1900-1915. AFB. A. Gil
Café Mauri, en el cruce de las calles Aribau con Provença, Agosto del 2012.
EN LA FOTO DE ARRIBA SOLO HABÍAN HOMBRES, 112 AÑOS DESPUÉS, SOLO MUJERES...
Y TIENEN WI-FI, SE ADAPTAN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS.

Mauri es de esos rincones de Barcelona que una desearía que no desaparecieran ni cambiaran nunca. Atravesar sus puertas es dar un salto atrás en el tiempo, quizá a aquella Barcelona burguesa y elegantona de los años 20, cuando las señoras salían a pasear con gorros de felpa y los señores con trajes de tres piezas. El sitio tiene un encanto antiguo divino y debería permanecer así siempre: ajeno al paso del tiempo, a las modas, los años pasan para todo aquél que lo visita pero para él no.

El local es una preciosa cafetería de tipo burgués un poco decimonónico, con pequeños rincones llenos de mesas y sillas de madera, ribeteados dorados y dos enormes mostradores presidiendo la entrada llenitos de deliciosas cosas: a la izquierda, la repostería, a la derecha, los salados, de manera que te inclinas curiosa sobre ellos a indagar qué tienen y qué te vas a comer y te dan allí las diez y las once las doce y la una y las dos.


Preocupa la jubilación de la dueña del local se acerca y me preocupa que caiga en manos de alguién que lo transforme en otro garitucho con cartel feo, luces blancas de bajo consumo y tropecientas tragaperras en la entrada. Cruzo los dedos para que esto no pase y mientras tanto, sigo tomando café y croissant alguna que otra mañana . El Mauri es cuco, muy cuco, y tiene un punto antiguo que lo hace único. Su terraza ocupa la esquina más soleada de las cuatro que forman las calles Aribau y Provenza. Sus mesas son pequeñas y bajitas, de esas que acercan a las personas y dificultan la lectura del diario. Las luces ajustadas y la atmósfera de tertulia apaciguan el ánimo e invitan a conversar. Y los libros que se esconden en la sala de atrás esconden sorpresa: forman parte del proyecto bookcrossing.


20 comentarios:

Miquel dijo...

que bonita la foto de hace 100 años ¡¡¡ he pasado muchas veces por allí camino al Seminario de la calle Diputación y siempre me gustó su estructura de bar...salut

Mª Trinidad dijo...

Estupendo Miquel, que te guste la foto de 112 años, y el bar sigue casi igual.
Muchas gracias y un abrazo, BFDS

Mari-Pi-R dijo...

Me gustaba más antes de la reforma.
Un beso

Mª Trinidad dijo...

Y a mí también, muchas gracias Mari-Pi-R, y un beso.

Aitor dijo...

112 años!!! Ojalá siga otros 112!

Mª Trinidad dijo...

Ojalá...
Muchas gracias AITOR, un saludo

Montse dijo...

En la primera foto todos mirando a la cámara, era un acontecimiento entonces hacer una fotografía. En la segunda ni dios mira, y como dices todo mujeres, cómo han cambiado los tiempos...
Preciosa la foto antigua, Mari Trini, como todas las que nos enseñas.
Un beso.

Mª Trinidad dijo...

Y pasaba por ahí de casualidad y entré a tomarme un café con hielo, hacía mucho calor y luego en casa me dí cuenta que no había , ni un solo hombre...
Muchas gracias querida Montse por tus comentarios, tómate un helado esta tarde y date una vuelta, mil besos guapa.

Nadine dijo...

Hola!
Hay que aclarar que como "Mauri" aún no ha cumplido los 100. La familia Mauri lo cogió en traspaso hacia 1919. En la foto antigua sólo se ven hombres porque en esa época parece ser que pasaba un tranvia por provenza y el local era el lugar de reunión de los conductores del susodicho.
No temas por el cierre por jubilación, si pasas ahora por allí verás que los nietos de la jefa empiezan a meterse en el bar... me preocuparía mas un cierre por crisis! Lo has visto lleno últimamente? Haced difusión y salvemos el Mauri! ;)

Mª Trinidad dijo...

Aclarado Nadine, yo paso a diario, y tomo el desayuno, y hace tiempo, iba los domingos a tomar el Vermout, con amigas en la terraza, tanto en invierno como en verano, se está muy bien, la Sta. rubia, es muy simpática y a mi me gustan mucho estos sitios, estoy en la gloria, cosa que en eotros modernos, no me gusta. Yo soy antigua reina, muchas gracias y un cordial saludo, este post, está editado en todos los sitios directorios de blogs, tanto aquí, como en el extranjero.

Anónimo dijo...

Toda la razón del mundo, éste es, sin ninguna duda, un bar con encanto. Yo solía pasar muchas tardes enteras, estudiando o preparando trabajos con amigas, a veces con un sólo café, no en vano está al lado del instituto Maragall, de eso hace ya...¡40 años!
En él también celebré mis 21 años, mayoría de edad, en esos tiempos, aunque ya no era una estudiante.
Ahora, cosas de la vida, lo vuelvo a frecuentar ya que es donde se hacen algunas reuniones y actividades de Barcelona Actua, web solidaria que recomiendo visitar.
Por cierto el bar Mauri tiene perfil en la facebook : https://www.facebook.com/elbarmauri

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Muchas gracias anónimo, un cordial saludo...

Fermin Ponce Rafael dijo...

Bonitos Trabajos ,No lo dejes que podríamos hacer sin esta Reportera Historica.Un besazo.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Hola querido Fermín, muchas gracias por tus palabras, un abrazo.


Te encuentro a faltar con tus escritos...!!!

Chordi dijo...

mañana mismo voy a desayunarme . gracias !!

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Qué aproveche CHORDI, un abrazzzzoooo...!!!
Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Buenas Mª Trinidad

He encontrado este post tuyo buscando fotografías antiguas de la calle Provença. Viendo que eres asidua y vecina del Café Mauri y el tema de tu blog, me gustaría preguntarte si quizás pudieras ayudarme con lo siguiente. Mi abuelo estuvo en Barcelona durante la guerra, concretamente en 1938. Era músico militar y la banda en la que estaba solía reunirse en una "tienda" de la calle Provença. Después huyeron a Francia. Aunque en el documento original usa la palabra "tienda", yo creo que debía tratarse de algún café, porque no veo a mínimo 5 músicos (sino 10, 20 o los 30 y algo) metidos en una librería, ultramarinos o aunque fuera una tienda de música, reuniéndose varias veces. Lo que pasa que la calle es tan larga... que nunca he tenido mucha esperanza en saber dónde se reunían. ¿Podría ser por casualidad el Café Mauri?

Un saludo y felicidades por el blog!

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Querido anónimo, podías preguntar, en el Mauri, son muy amables y lo mismo saben algo.
Lo siento no poderte aclarar donde ensayaban.
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

No pasa nada. Vivo muy lejos de Barcelona, de modo que me resulta imposible. Muchas gracias igualmente.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Si quieres pregunto yo, ya te diré algo en este mismo post, saludos.