LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

24 d’abril de 2012

HERMES ...6ª PARTE, EN EL CARRER AVINYÓ, Nº 30, BARCELONA...

MI VIDA Y MI HISTORIA




Aunque había templos dedicados a Hermes por toda Grecia, un centro principal de su culto estaba en Feneo (Arcadia), donde las fiestas en su honor se llamaban Hermoea. Un mito señalaba que Licaón, el hijo de Pelasgo, mandó construirle el primer templo.
Como franqueador de fronteras, Hermes Psicopompo (‘guía del alma’) se encargaba de llevar las almas recién muertas al Inframundo y el Hades. En el himno homérico a Deméter, Hermes guiaba a la Core, Perséfone, de vuelta con Deméter. También llevaba los sueños a los mortales vivos.
Otra función importante de Hermes era su rol como patrón de todos los juegos gimnásticos de los griegos. Esta idea parece ser de origen tardío, pues en los poemas homéricos no hay rastro alguno de la misma y la apariencia del dios, tal como es descrita, resulta muy diferente de lo que podría esperarse del dios del arte gimnástico. Pero sus imágenes fueron erigidas en tantos lugares, entre ellos a la entrada de los gimnasios, que el resultado natural fue que, como Heracles y los Dioscuros, fuese considerado como protector de los jóvenes y los ejercicios y concursos gimnásticos y que en una época posterior los artistas griegos derivasen su ideal del dios desde el gimnasio, y lo representasen como un joven cuyos miembros estaban bella y armoniosamente desarrollados gracias a ejercicios gimnásticos. Atenas parece haber sido el primer lugar en el que fue adorado en este papel.Debe observarse que las diversas funciones del dios llevaron a algunos de los antiguos a asumir que varias deidades compartían su nombre. Cicerón distingue cinco y Servio cuatro, pero estas cifras también incluyen las divinidades foráneas, que fueron identificadas por los griegos con su propio Hermes.
La idea de Hermes como heraldo y mensajero de los dioses, de sus viajes de un sitio a otro y decidiendo tratados, implicaba necesariamente la noción de que era el promotor del intercambio social y el comercio entre los hombres, y que era amistoso hacia estos. En este puesto era considerado el mantenedor de la paz, y como dios de los caminos, que protegía a los viajeros y castigaba a quienes rehusaban ayudar a los que se equivocaban de ruta. Por ello los generales atenienses, al preparar una expedición, ofrecían sacrificios a Hermes, apellidado Hegemonio o Agetor, y muchas estatuas del dios fueron erigidas en los caminos y en las puertas, circunstancia por la que recibió varios epítetos. Como dios del comercio, era llamado διέμπορος, ἐμπολαἳος, παλιγκάπηλος, κερδέμπορος, ἀγοραἳος, etcétera y como el comercio es el origen de la riqueza, Hermes es también el dios de las ganancias y las riquezas, especialmente de las repentinas e inesperadas, como las adquiridas mediante el comercio. Como dador de riqueza y buena suerte (πλουτοδότης), también presidía sobre el juego de los dados, y quienes jugaban arrojaban una hoja de olivo sobre los dados, y primero tiraban esta hoja. Ya se ha señalado que Hermes era considerado el inventor de los sacrificios, y por tanto no sólo actúa en la parte de un heraldo en los sacrificios que es también el protector de los animales sacrificiales, y se creía en concreto que incrementaba la fertilidad de las ovejas. Por esta razón era adorado especialmente por los pastores, y se lo menciona en relación con Pan y las ninfas. Esta faceta de la personalidad de Hermes es un resto de la antigua religión arcadia, en la que fue el dios fertilizador de la tierra, que confería sus bendiciones a los hombres, y algunos otros rasgos de este carácter aparece en los poemas homéricos.
Entre los helenos, como sugiere la palabra relacionada «herma» (‘piedra fronteriza’), Hermes personificaba el espíritu del cruce: se pensaba que se manifestaba en cualquier tipo de intercambio, transferencia, transgresión, trascendencia, transición, tránsito o travesía, todas ellas actividades que involucran algún tipo de cruce en cierto sentido. Esto explica su relación con las transiciones en la propia suerte, con los intercambios de bienes, palabras e información implicados en el comercio, la interpretación, la oratoria y la escritura, con la forma en la que el viento puede transportar objetos de un lugar a otro y con la transición al otro mundo.
Muchas inscripciones dedicadas a Hermes han sido halladas en el ágora de Atenas, en relación con su epíteto Agoreo y su papel como patrón del comercio.
Originalmente, Hermes era representado como un dios fálico, viejo y barbudo, pero en el siglo VI a. C. este Hermes tradicional fue reimaginado como un joven atlético. Estatuas de este nuevo tipo de Hermes se erigieron en los estadios y gimnasios de toda Grecia. Entre las cosas a él consagradas pueden nombrarse la palmera, la tortuga, el número cuatro y varios tipos de peces, y los sacrificios que se le dedicaban consistían en incienso, miel, pasteles, cerdos y especialmente corderos y cabritillos.









Rossend Nobas

Realizado por Rossend Nobas.
Rossend Nobas i Ballbé (Barcelona, 1838-1891), fue un escultor catalán, de Barcelona.
Estudió en la Escuela Llotja de Barcelona, discípulo de los hermanos Agapit y Venanci Vallmitjana.
Realizó algunas pinturas, pero a lo que más se dedicó fue a la escultura, hizo numerosas imágenes religiosas, retratos, escultura funeraria etc. Practicó una escultura realista, naturalista y virtuosa.
En su taller tuvo como discípulos a Josep Gamot y a Manel Fuxà entre otros.
En 1866 expuso en París con gran éxito. En la Exposición Universal de Viena (1873) recibió un premio.







 


6 comentaris:

Miquel ha dit...

Este Hermes es tremento...está en todoas partes ¡¡¡ un abrazote . salut

Mª Trinidad ha dit...

Sí Miquel, en toas partes...!!!

Josep ha dit...

Teneis razón, está en todas partes. Preo que poco se le conoce.
Que pases un feliz dia.

Un petó.

Mª Trinidad ha dit...

Gracias Josep, y tú también tengas un buen día, ahora viene el calorcito...
Un beso.

Montse ha dit...

Tiene razón Josep, que poco se le conoce. Hasta ahora prácticamente yo no sabía nada de él. Qué bonitas son éstas!
Un beso,

Mª Trinidad ha dit...

Lo bueno de los blogs, es que siempre aprendes algo...
Este Hermes, es precioso un mármol muy lindo, la verdad es que es de los más guapos.
Un beso Montse, y muchas gracias guapa.