LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

14 de abril de 2012

DANDO UNA VUELTA A LA CATEDRAL DE BARCELONA, EN UNA TARDE DE LLUVIA...14-04-2012...

MI VIDA Y MI HISTORIA



Ramón Berenguer III el Grande

(Rodez, actual España, 1082-Barcelona, 1131) Conde de Barcelona (1097-1131). Hijo de Ramón Berenguer II, nació poco tiempo antes de que su padre fuera asesinado, supuestamente por instigación de su hermano Berenguer Ramón II. Tras el destierro de éste en 1096, Ramón Berenguer III se convirtió en conde de Barcelona, e inició una política de fortalecimiento de su Casa repecto a los demás señores feudales de la zona. Dentro de esta política hay que enmarcar la inclusión en sus dominios del condado de Besalú, a la muerte de Bernat III, en 1111, así como su boda, al año siguiente, con Dulce de Provenza, que le reportó los derechos sobre este condado.

En 1117 heredó la Cerdaña al morir sin sucesión el conde Bernat Guillem, y en los años siguientes firmó diversas alianzas con Foix, Urgell, Pallars y el Rosellón. Su política exterior se caracterizó por una orientación hacia el sur para contrarrestar el peligro de los almorávides, cuyas incursiones amenazaban el Penedés y el Vallés. Con todo, su estrategia no fue sólo defensiva, ya que estuvo al frente de una expedición naval pisana que, bajo el patrocinio del Papa, ocupó Mallorca e Ibiza.

Una peligrosa ofensiva almorávide, que amenazó Barcelona, le obligó a volver apresuradamente con su ejército, y aunque logró una clara victoria sobre los invasores, el dominio cristiano sobre las Baleares no pudo consolidarse y las islas tuvieron que ser abandonadas al poco tiempo. No obstante, la expedición sirvió para poner las bases del futuro poderío naval catalán, al tiempo que fortaleció los contactos comerciales en el Mediterráneo.



QUE PUERTA MÁS PRECIOSA.







                     Nevada del 1962.






                BARCINO

La puerta perdida junto a la Catedral de Barcelona







La Plaça Nova de Barcelona a principis del segle XX.





7 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Ni la lluvia te cierra en casa.
Esto del mercat gotic me interesa, siempre está abierto?, pues me gustaría ir a visitarlo.
Abrazos

Mª Trinidad dijo...

Por supuesto querida Mar-Pi-R, la lluvia, nada tiene que ver con nada, y después cuando se ha hecho de noche, ha caído un chaparrón tremendo, y me he metido en un cine, he visto Titanic en 4D, y no me he mojado, cuando he salido he cogido un taxi, me he duchado, estoy viendo al Barça, que va ganando, y se están haciendo unos garbanzos estofados con chanfaina, "pisto" y bacalao, que le falta poco, para que estén hechos, mañana más.
Muchas gracias por tu comentario y un abrazo bien fuerte. Buen domingo guapa Gracias.

Mª Trinidad dijo...

Perdona, lo del mercado, casi siempre hay en la Plaça de la Catedral, si no por allí hay tiendas preciosas de anticuarios, que están a un paso y si te gustan los mercadillos, hay varios, y en la calle Puertaferrisa varios, y al lado de la Plaça de Sant Felip Neri, en la calle Cardenal Casañas, hay una tienda que si voy un día de estos haré fotos que se que te gusta, y a ese anticuario es amigo.
Un beso que antes no me di cuenta de lo que me preguntabas.

Miquel dijo...

Ahora te mando algo pra que hagas una entrada a banda esta semana ¡¡¡ la marca de los canteros ¡ estos cobraban por soldada según la cantidad de piezas hechas, de tal manera que las piedras van firmadas ¡¡¡ Cada cantero tiene su firma ¡¡¡ Te mando las más antiguas (1250/1300? ) que son las que están más abajo, a ran de suelo y son las menos tocadas por la mano del hombre y el tiempo ¡¡¡ Un abrazote ¡¡¡

Mª Trinidad dijo...

Muchas Gracias querido Miquel, te lo agradezco un montón, gracias y buen domingo.
Un abrazo.

Montse dijo...

Mi hermana y yo miramos y remiramos esas paradas, se ven cosas muy curiosas.
Tengo que ver esa puerta escondida, con las veces que pasamos por ahí y ni la hemos visto.
La lluvia no da tregua, menuda la que cayó ayer en un momento, pero hace falta.
Qué buenos tienen que estar esos garbanzos!
Un beso.

Mª Trinidad dijo...

Sí que estaban buenos los garbanzos, y además todo lo que te comes porque te apetece en ese momento está riquísimo, casi siempre el cuerpo lo pide.
Cuando la lluvía estaba en el cine, viendo Titánic...
Un abrazo y muchas gracias guapa.