LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

7 de julio de 2011

JUAN MARSÉ,--- 8-01-1933, BARCELONA ...

MI VIDA Y MI HISTORIA
BLOG EL RINCÓN DEL VAGO

El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
El escritor español Juan Marsé nació el 8 de enero de 1933 en un hospital de Barcelona. Cuando cumplió trece años entró a trabajar de aprendiz en un taller de joyería en el que estuvo hasta los 26 años. Por esos tiempos publicaba cuentos en revistas y diarios, logrando elPremio Sésamo de cuentos. Más tarde, la editorial Seix Barral le publica Encerrados con un solo juguete en 1961, novela que trata de un grupo de jóvenes barceloneses que no tienen fuerzas para intentar cambiar a mejor ni se esfuerzan. Se traslada a París, y mientras escribe su segunda novela Esta cara de la luna, trabaja como ayudante de laboratorio con Jacques Monod. En 1965 gana otro premio, el Premio Biblioteca Breve, con Últimas tardes con Teresa. En el año 1966 se casa con Joaquina Hoyas, con la que tendrá dos hijos, Alejandro y Berta.
El embrujo de Shanghai; Juan MarséLa oscura historia de la prima Montse (1970) es otra de sus obras y, en 1973, Si te dicen que caí, obra en que los protagonistas llamados aventis inventan relatos, es editada por primera vez en México. En 1978, La muchacha de las bragas de oro es llevada al cine de la mano de Vicente Aranda, que logra el Premio Planeta. Posteriormente escribe Un día volveré (1982) y Ronda del Guinardó (1984) que gana el Premio Ciutat de Barcelona; el libro de relatos Teniente Bravo (1987), Señoras y señores (1988), El amante bilingüe en 1990 (Premio Ateneo de Sevilla) y, finalmente, El embrujo de Shanghai en 1993, que obtiene el Premio de la Crítica, el Premio Europa y Rabos de Lagartija y es llevada al cine por Fernando Trueba.
Por lo general, las novelas de Marsé son muy duras y desgarradas, están repletas de melancolía y tristeza.
Tema
El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
En tiempos de la posguerra, las apariciones y desapariciones de los maquis son lo único que entretiene y anima el ambiente gris que se vive en Barcelona. Dani nos lo cuenta en primera persona y desde su punto de vista infantil, haciendo que el lector se sumerja rápidamente en sus vidas, imaginación, sospechas, temores y sensaciones.
La historia que les cuenta un ex revolucionario a él y a Susana de un compañero considerado un héroe que embarca rumbo a Shanghai para cumplir una arriesgada misión entre pistoleros, nazis y bellas mujeres, da sentido a sus vidas, hasta que la realidad les hace despertar del embrujo.
Se ve reflejada la necesidad de imaginación, de encontrar otra manera de soñar y vivir para soportar la realidad, que al fin y al cabo no deja de perseguirte.
Resumen
Paseando junto a Daniel, el Capitán Blay detecta un olor raro en el ambiente callejero: ¿Olor a gato muerto?, ¿A huevo podrido?, ¿A basura? A gas. Desde ese momento el Capitán no para de insistir a la gente para que tomen conciencia de ello, pero como todo el mundo sabe que es un viejo chiflado nadie le toma en serio, cosa que hace que más adelante se dedique a recaptar firmas para pedir que solucionen el problema.
Estando en una taberna se comenta que Nandu Forcat se ha instalado en un piso de Gracia. Se sabe que fue un revolucionario, y Dani y los Chacón se entretienen espiándolo, creyendo que de un momento a otro pueden matarle, detenerle y mil cosas más. Pero un buen día desaparece y se les acaba la diversión.
Finito y Juan, para ganarse algún dinero montan una parada de noveluchas y cuentos de segunda mano cerca del mercadillo, enfrente de la torre donde vive Susana, una niña tísica que está siempre en la cama de la galería y que ellos observan curiosos desde la calle.
El Capitán, con su insistente tarea de que se hiciera justicia y pusieran más alta la chimenea que echa el gas tóxico que está al lado de la torre de Susana, pide a Daniel que haga un dibujo de la niña lo más dramático posible para llevarlo al ayuntamiento y así ablandar al personal.
Él va casi cada tarde a dibujarla, y en una de esas ve entrar a Forcat. Éste le explica a Anita que trae noticias del Kim y le pide quedarse unos días, a lo que ella acepta gratamente.
El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
Poco a poco Forcat se adapta otra vez a su antiguo barrio y hace amistad con Dani y Susana, a pesar de su fuerte carácter. Ella siempre le pregunta por su padre, y él va dosificando la información, cada tarde les cuenta un poco.
Les habla de cómo detuvieron a Betancort, Camps y Nualart, del Denis y sus esfuerzos por llevarse a su familia consigo... Pero la verdadera aventura empieza cuando les cuenta la misión del Kim en Shanghai, que es donde se supone que se encuentra en el presente.
Estando en Francia el Kim recibe una llamada de su amigo Lévy, que le pide que le vaya a ver porque necesita que le haga un favor. Le pide que viaje hasta Shanghai en un barco llamado Nantucket, del que tiene que robar un libro, y después proteger a su mujer Chen Jing Fang ya en Shanghai. Allí tendrá que capturar y matar al nazi que torturó a Lévy llamado Helmut Kruger, que allí se ha instalado con el nombre de Omar Meiningen. Él se lo promete y así lo hace, regentando locales nocturnos y mezclándose con la diversa gente que se mueve en ese mundo, hasta que logra entrar en la habitación de Omar, que para su sorpresa, está con Jing Fang. Después de discutir y aclarar qué hacía cada uno allí, el Kim descubre que todo ha sido un engaño por parte de su amigo, que lo único que quería era vengarse de Omar y Jing Fang, su esposa infiel. El Kim no tiene más remedio que agachar la cabeza e irse de la habitación.
Mientras, el Capitán Blay sigue incansablemente con su búsqueda hasta que un día, de pronto y sin sufrir, muere sentado en un banco.
El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
Forcat ya estaba finalizando el desenlace del relato cuando llega el Denis a la torre y entra en la habitación, desmintiendo todo lo que Forcat les había contado a Anita y a Susana y Dani. Todos, especialmente Susana, reciben un fuerte golpe y no saben como reaccionar ni que decir. Su madre se pone a chillarle a Forcat pidiéndole explicaciones, pero este no dice nada y a la mañana siguiente abandona la casa.
Entonces se instala el Denis, que no permite que nadie entre sin su permiso, ni Dani, que ya había empezado a trabajar.
El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
Pasó el tiempo y Susana se recuperó y se fue a trabajar a un puticlub y a vivir con su amante, mientras su madre se iba consumiendo y enfermando. Sin llamar la atención, Forcat reapareció y se volvió a instalar en la torre, cuidando de Anita y convenciendo a Susana para que volviera a casa, con el resultado de verla al cabo de dos semanas. Más tarde se presentó también en la torre el Denis, que quería llevarse a Susana con ella y Forcat intentó calmarle sin conseguirlo. Nunca se supo la verdad, pero Dani pensaba que Susana había cogido la pistola de Forcat y le había disparado, y antes de que nadie les viera, él se la cogió y le pegó otros cuatro tiros para protegerla. Se sentía culpable por todo lo que organizó desde su llegada. Fue directo a la cárcel.
La madre de Dani se casó un callista y se trasladaron a su casa. Al cabo de un año, Dani fue reclutado y destinado a Xauen (Marruecos), por lo que se alegró pensando que tenía mucha suerte, podría escapar de su barrio y todos sus recuerdos; aunque la verdad era que, todo lo que quería enterrar le estaba encaminando hacia un cine cutre. Se dirigía al cine Mundial para despedirse de Susana, donde trabajaba ahora, pero no logró decirle nada, entró en la sala y se dispuso a ver la película sin lograrlo. En su cabeza tenía una imagen que no se borraría nunca: un barco blanco que navega por los mares de China con una chica que pasea por la cubierta con un chipao verde, rumbo a Shanghai.
Personajes
Daniel: Es los ojos a través de los cuales el lector vive la historia. Es buena persona, callado y tímido. Vive con su madre solo, su padre murió en la guerra, o eso es lo que se le dice, porque nadie lo ha podido comprobar. Tiene un primer amor llamado Susana, que lo marcará para siempre. Con ella acaba compartiendo su adolescencia y las tardes de verano dibujándola, escuchando historias que les cuenta Forcat y soñando. Su madre le manda cuidar a su vecino, el Capitán Blay, no se fían de que vaya solo por la calle.
El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
Capitán Blay: Viejo anarquista, ácrata y protestón, empeñado en cerrar las fábricas que a su parecer acabarán envenenando a toda la ciudad con sus gases invisibles. Blay es un ecologista precursor; está un poco chalado, pero no hace daño a nadie, como un Don Quijote, valiente, generoso. Dani, en muchas ocasiones se avergüenza de él, ya que es descarado y no le tiene miedo a los fascistas. Consigue provocarle muchos dolores de cabeza, pero a la vez le contagiará de su energía, de lo más importante de la vida: luchar por un mundo mejor, mientras le quede a uno aliento, sin importarle lo que piensen los demás.
Susana: Vive con su madre en una torre de Barcelona. Siempre recluida en su habitación por su enfermedad, esta Lolita tiene, por dosis iguales, inocencia y perversión, como una mujer fatal en versión infantil. Dani la ha soñado desde antes de conocerla, y cuando por fin lo hace, se encuentra con una muchacha que un día le sonríe y otro le echa de casa. Cuando el Capitán Blay le encarga hacer un retrato de Susana, Dani encuentra por fin la manera de llegar a la torre donde está recluida la princesa que tanto ha observado desde la acera de enfrente.
Nandu Forcat: Desgarbado y siempre con su kimono, Forcat es un personaje envuelto en misterio que posee extraños poderes y guarda graves secretos. Es más lo que oculta, lo que calla, que lo que se ve y el autor de las particulares aventuras que viven Dani y Susana.
Joaquim Franch: Apodado el Kim, es el padre ausente de Susana, y el padre idealizado de Dani. Está casado con la Señora Anita. Es más un personaje imaginario que real, una silueta, un héroe de novela. La realidad revelará que existe otro Kim real, más allá de la leyenda que corre en el barrio. Es uno de los personajes que no necesita aparecer en escena para cambiar la vida de los que le rodean.
El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
Señora Anita: Es una mujer hermosa y generosa, tierna y vulnerable. Envidiada por las vecinas, es el centro de críticas y rumores. Pero además es la madre de Susana y la mujer del Kim. Se le acaba cogiendo cariño y se siente pena por ella, ya que todo le ha ido mal en esta vida y ahora bebe para olvidar. Trabaja de taquillera en el cine Mundial y aún tiene la esperanza de que el Kim la venga a buscar algún día y poder dejar atrás los problemas y el pasado.
Luis Deniso Mascaró: Con el apodo de Denis, el lugarteniente del Kim es “el malo de la película”, la nube negra que consigue estropear el final feliz. Su llegada a Barcelona es el detonante que hará que todo estalle en pedazos, y también la víctima de la tragedia. Como los demás, el Denis no es más que otro perdedor, otro personaje a quien la vida le ha sido robada y venganza.
Doña Conxa: Más conocida como la Betibú por su pasada sensualidad, es la mujer del Capitán Blay. Superviviente, como los otros personajes, de la guerra y sus desgrácias. Es maternal con Dani, Susana, Anita y hasta con Blay. Todo en ella es afecto y comprensión.
Michel Lévy: Amigo francés del Kim, fue su jefe cuando luchaban en las filas de la resistencia en Lyon y en una ocasión le salvó la vida. Más tarde fue detenido y torturado por la Gestapo, por lo que tuvo que someterse a operaciones quirúrgicas muy peligrosas para salvar su vida. Está casado con Chen Jing Fang y vivía lujosamente en Shanghai, donde la conoció.
El embrujo de Shanghai; Juan Marsé
Chen Jing Fang: La esposa de Lévy es una joven y hermosa china que le ha puesto los cuernos, y por eso él quiere vengarse. Misteriosa, educada y muy atractiva.
Omar Meiningen: O Hans Meiningen, su nombre real. El Kim cree que es Helmut Kruger, el nazi que torturó a su amigo Lévy, y por ello es perseguido y casi asesinado. Pero en verdad solo es el amante de Jing Fang.
Su Tzu: El capitán del Nantucket no es más que otro novio que tuvo la esposa de Lévy, y que posee un libro con un escrito que ella le dedicó cuando le dejó por Lévy, del que no llegó a enamorarse.
Hermanos Chacón: Finito y Juan son dos chicos callejeros y espabilados, sin estudios, ni dinero, ni trabajo que intentan ganarse el pan de cada día como pueden, robando o engañando a la gente piadosa que pasa por el barrio.
Braulio: Callista de un hospital, es amigo de la madre de Dani, con la que se acaba casando. Entre ellos no hay amistad, ni siquiera comunicación, pero Dani sabe que es buena persona y que hace feliz a su madre, y se respetan y aprenden a convivir.
Ambiente
La novela se desarrolla por el 1948 en el barrio de Gracia, en tiempos duros marcados por la guerra civil, que trajo consigo una de las épocas más oscuras de Barcelona, sufriendo grandes bombardeos por mar y aire, miles de muertos y decenas de miles de personas exiliadas en el extranjero. La dictadura franquista, que se prolongó durante casi 40 años significó la amenaza de todos los avances, tanto culturales como políticos. Fue abolido el autogobierno y el uso de la lengua propia, que ya había conseguido desarrollarse en el medio siglo anterior, y fue prohibida y perseguida.
Comentario personal
Encuentro El embrujo de Shanghai un libro muy interesante. Lo recomendaría a la gente que le gusta leer, porque aunque al principio es un poco extraño y no sabes por donde agarrarlo, después te metes mucho en la historia y te da hasta pena acabártelo. Lo puede entender casi todo el mundo incluidos los adolescentes, y no es el típico libro de amor entre un chico y una chica.
Te hace disfrutar con aventuras que podrían ser reales, pero que nuestra generación no ha vivido de cerca, y te engaña hasta el final, cuando se descubre que todo es una invención para hacer más feliz la vida de dos jóvenes. Creo que realmente consigue eso, porque si no te hace feliz, por lo menos te entretiene.

WEB DE JUAN MARSÉ



 ( Ver vídeos clicando en los siguientes enlaces)


JUAN MARSÉ OBRERO MANUAL

JUAN MARSÉ ENTREVISTA


EL CARMELO DE JUAN MARSÉ

PIXEL CREATIVO.NET

PIXELCREATIVO.NET


ANTIAÉREOS DEL CARMEL

4 comentarios:

Miquel dijo...

Subo semanalmente a la biblio del Carmel, bautizada con su nombre. Sabe escribir....y lo hace con sentimiento....

Mª Trinidad dijo...

Muy buen escritor y mejor hombre, y es verdad escrebe con mucho sentimiento y sensibilidad, y aparte el muy atractivo, y esa belleza viene de dentro siempre.
Felicidades SR: Marsé.
Muchas Gracias MIQUEL y un saludo.
Mª Trinidad

Ar@bia dijo...

Me gusto mucho la entrada, considero que es un hombre de los pies a la cabeza .Un beso

Mª Trinidad dijo...

Sí, Elena, es un señor de los pies a la cabeza y no le hace la pelota a estos políticos que tenemos aquí...
Muchas gracias guapa y un abrazo muy fuerte de Mª Trinidad