LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

29 de julio de 2011

"Calle Avellana - La fuente, poco antes de ser derribada."http://estrelladharmabcn.blogspot.co...egendaria.html

MI VIDA Y MI HISTORIA
http://estrelladharmabcn.blogspot.co...egendaria.html

"Calle Avellana - La fuente, poco antes de ser derribada."

"Hay fuentes artísticas y las hay prosaicas; hay fuentes banales y las hay legendarias. La fuente de la Avellana o la fuente de Sant Joan era netamente legendaria, y con razón.

En ciertos libros se precisa que el 23 de agosto de 1423 ya fue construida esta fuente; a buen seguro que se confunde la voluntad con la realización efectiva. Porque lo cierto es que hasta el 10 de noviembre de 1434 no se había realizado la venta de la casa propiedad de Bernat Solá, con el fin de proceder a su edificación.

El Ajuntament contrató los servicios de dos maestros de obras para así proyectar aquel servicio público, que en aquel entonces era de una importancia fundamental. Los trabajos no se realizaron con la celeridad que el vecindario hubiera deseado. El conjunto, que respondía a las líneas de un gótico primitivo, fue ornamentado con cuatro gárgolas, unos florones en el costado derecho que hacían las veces de respiraderos y la efigie de San Juan.

Ignoro si la evocación del santo era debida a que la fuente había sido erigida en la misma esquina de la calle de la Avellana con la de la Riera de Sant Joan, pero el caso fue que este hecho estaba destinado a tener una cierta trascendencia.

En efecto, el estudioso Ramón N. Comas, vecino del lugar, contó a finales de siglo pasado que desde tiempo inmemorial esta fuente gozaba de un reconocido prestigio. No se trataba en razón de que de sus caños manara con generosidad la que era tenida como una de las aguas más frescas del contorno, sino que la bondad procedía de otro orden, menos físico y más psicológico. Y es que un buen día corrió la especie acerca de las virtudes que proporcionaba en un determinado momento mágico; la noche de la víspera de la festividad de Sant Joan o solsticio de verano. De ahí que desde entonces acudieran los fervientes creedores para sumergir la testa en aquellos caudales, porque estaban convencidos de que así se verían preservados durante todo el año de dolores de cabeza o así.

Tanta importancia adquirió esta fuente, que la calle de la Avellana fue denominada durante algún tiempo calle de la Font de Sant Joan.

El origen del nombre Avellana no es más que la feminización del apellido Avella, al igual que Canut dio origen a Canuda. En este caso se trata de la partición de una herencia, lo que propició que el tramo comprendido entre Mercaders y Freixures fuera denominado calle de En Avellà, mientras que el sector entre la Riera de Sant Joan y Mercaders pasara a ser bautizado con el nombre de Na Avellana. Esta calle adquirió desde mediados del siglo pasado una cierta nombradía popular al haber conservado en lugar bien visible de la portería una de las bombas sin estallar lanzadas por Espartero, conocido en Europa como el general bombardeador de ciudades. El celebrado Feliu i Codina, uno de los pioneros de la escena catalana, mantenía en un principal tertulias con otros dramaturgos e incluso representaban en plan familiar sus titubeantes comedias.

En el siglo XVIII la fuente sufrió una transformación, a raíz de la construcción del hospital de Santa Marta. Fue mutilado su aspecto original, perdió aquel aroma gótico y así se mantuvo hasta su definitiva desaparición, que se produjo en 1912, a consecuencia de la magna transformación urbanística de la Via Laietana.

Autor: Lluís Permanyer (Artículo de La Vanguardia)"


Artículo publicado en el sitio
 http://estrelladharmabcn.blogspot.co...egendaria.html

2 comentarios:

Miquel dijo...

Estamos llenos de historia¡¡¡

Mª Trinidad dijo...

Y la que falta todavía, Gracias MT