LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

13 de juny de 2011

El cine libertario 1936-1939



MI VIDA Y MI HISTORIA

Al estallar la guerra civil española el 18 de julio de 1936, el sindicato anarquista CNT socializó la industria del cine en España. En Madrid y Barcelona los trabajadores del cine asumieron, a través del sindicato, los bienes de producción y se produjeron numerosas películas. Esto dio lugar a un período único que no se ha vuelto a producir en ninguna otra cinematografía mundial. Pese a que el país estaba sumido en una cruenta guerra, entre 1936 y 1938 se rodaron y estrenaron películas de muy variada temática: dramas sociales, comedias musicales, filmes de denuncia y documentales bélicos. Todas ellas componen un variado mosaico que da lugar a uno de los momentos más insólitos y originales de la cinematografía española. A través de la opinión de distintos expertos, así como del testimonio del director de fotografía y restaurador español, Juan Mariné, el documental recorre cada una de las producciones que constituyen un legado excepcional de la cinematografía española. Fue un periodo muy efímero durante el cual los guionistas, los directores, los técnicos y los actores españoles demostraron una de las máximas del mundo del espectáculo: pese a los bombardeos, el hambre y el drama 
de la guerra, el espectáculo debía continuar, y continuó.



"El Valencia" vuelve al cafetín después de su jornada de trabajo. Desde el primer momento se siente atraído por el aspecto ingenuo de Rosa y, preocupado por lo que pueda estar intentando la vieja, se acerca a las dos mujeres. Rosa, pese a la oposición de la vieja, cuenta su vida al estribador. En el puerto, Floreal negocia un nuevo envío de mujeres con el capitán de un barco; vuelve al café, encontrando que "El Valencia" le ha arrebatado a Rosa ofreciéndola trabajo en el cafetín. Floreal desafía al "Valencia", el tabernero advierte a Ricardo del peligro que corre el estibador pues el cómplice de Floreal prepara una traición. Ricardo corre al lugar de la pelea a tiempo de impedir, interponiendo su propio cuerpo, que el matón dispare al estibador por la espalda. "El Valencia" hace huir a los bandidos y ayuda a Ricardo, herido, a volver al cafetín. Un "randa" roba el abrigo de Floreal que había quedado en la calle. Rosa trabaja en la taberna, está contenta, se siente protegida por "El Valencia" al que ve como a un padre; éste, sin embargo, se está enamorando de ella y marcha feliz al trabajo.




Ricardo, un joven abogado de Barcelona, sorprende a su esposa con otro hombre y lo mata. Él huye, escondidendose en una taberna en el puerto, donde vive un viejo amigo,el estibador "Valencia".