LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

26 de maig de 2011

Artur Kaps (Viena, 29 de febrero de 1912 - † Barcelona, 1974

MI VIDA Y MI HISTORIA


Artur Kaps
ARTUR KAPS (clicar)

Hace unas semanas el programa del circuito catalán de TVE "Memòries de la tele" homenajeó merecidamente al realizador austríaco Artur Kaps, responsable de algunos de los programas más populares de los 60. Su experiencia previa como director de la compañía teatral "Los Vieneses" con la que recorrió toda Europa le proporcionó contactos con figuras internacionales a las que después reclutó para sus programas realizados desde Miramar como Charles Aznavour (en la foto), Juliette Greco, Marlene Dietrich, Luis Mariano...
Casado con la que fuera vedette de su compañía, Herta Frankel, supo buscarle un nuevo espectáculo para cuando no pudiera bailar y las marionetas se convirtieron en su sello. Kaps produjo la serie de coproducción europea "El país de la fantasía" que se rodó en color en el garaje de su propia casa, acondicionado con los mejores medios para la ocasión.
Espacios como "Amigos del martes", "Fiesta con nosotros", "Noche de estrellas", "Noches de Europa" o "Esta noche con..." demostraron no sólo que le encantaba la palabra "noche" sino que tenía una gran capacidad como realizador y director de espectáculos.
Los mejores artistas acudían a su llamada sin dudarlo porque sabían que iba a mimarlos hasta el extremo y siempre escogería los planos más adecuados para potenciar su actuación.
Kaps murió en 1974 y sus últimos años fue director artístico de la Sala Scala de Barcelona.


Memòries de la tele: Homenatge a la trajectòria d ...ARTUR KAPS

( VER VÍDEO DE MEMÒRIES ...)
El actor austriaco Franz Johan llegó a España en 1942 formando parte de la compañía de teatro Los Vieneses, que había fundado y dirigía Artur Kaps. La compañía estaba especializada en revistas y operetas, y contaba también con la marionetista Hertha Frankel, que se hizo muy famosa en la televisión española de los años 50 y 60 con su "perrita" Marilyn.
Dada la permanencia de éxitos de Los Vieneses en Barcelona, Franz Johan compró un hotelito cerca del Tibidabo.
Por exigencias de la profesión estuvo durante bastante tiempo fuera de Barcelona y fuera de España, y cuando volvió se creyó en el caso de hacer algunas obras de reparación y de embellecimiento en el hotelito, para lo cual mandó llamar a unos albañiles. Eran dos auténticos especialistas en eso de dejar hechos unos brazos de mar los hoteles ("torres", que dicen en Barcelona).
Tan bien hacían el trabajo y tanto mejoraba de día en día, que Franz Johan se creyó en la obligación de felicitarlos.
-Muy bien. Admirable. Lo hacen extraordinariamente bien.
Y se creyó también obligado a agradecerles de alguna manera su rapidez y su eficiencia, por lo que añadió:
-Ahí van estas entradas para que vayan esta noche a ver nuestro espectáculo. Estoy seguro de que pasarán un buen rato.
Los dos obreros se fueron tan contentos a ver a Los Vieneses, y salieron encantados.
Al día siguiente terminaron su trabajo en el hotelito de Franz Johan, y éste les pidió la factura. ¡Por poco cae al suelo desmayado! No era que hubieran cargado la mano al escribir los números y aquello fuese demasiado caro. Para lo bien y rápidamente que lo terminaron, le parecía hasta barato. Pero su estupefacción se debía a una causa bien distinta: Los dos obreros, después de consignar el gasto de materiales y la mano de obra... ¡Le habían puesto dos horas y media extraordinarias -y con el consiguiente recargo del trabajo nocturno- por el tiempo que ambos invirtieron en asistir a la representación de Los Vieneses a la que habían sido invitados por Franz Johan! Y eso que no había crisis...



 

2 comentaris:

Miquel ha dit...

Ahhh con Gustavo Re y la Herta de los muñecos ¡¡¡¡¡¡

trinidad ha dit...

Era muy bonito, esa tele despertaba la imaginación de los niños y aprendíamos a jugar de otra forma, y para mí mejor, y eso que no siempre tiempos pasados fueron mejores, pero tod@s ell@s fueron precursores en distraer a los televidentes? has visto el video, es precioso , un jose mª Puyal jovencísimo...
Abrazos y como siempre gracias, MTVO