LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

16 d’abril de 2011

BARCELONA---CASINO ABANDONADO EN LA RABASSADA 1899-2011



MI VIDA Y MI HISTORIA

http://goo.gl/maps/OhrH
( este enlace de arriba, podéis ver l@s dos águilas o Grifos...Todavía están...)


http://www.fotosdebarcelona.com/docs/CasinoRabassada-ESP.pdf




http://goo.gl/maps/ZT0u


http://goo.gl/maps/bFEv


https://picasaweb.google.com/recuerdosenelolvido/AntiguoCasino#


http://www.fotosdebarcelona.com/docs/CasinoRabassada-ESP.pdf


http://es.wikipedia.org/wiki/Casino_de_la_Arrabassada






http://rabassada.wordpress.com/


Edificación faraónica con capital francés


Pese a que podamos pensar que la moda de los parques en España pertenece a la segunda mitad del siglo XX, nada más allá de la realidad ya que el parque que hoy nos ocupa empezó su relativamente corta vida a finales del siglo XIX.


Todo comienza un par de años antes de 1899, cuando la Sociedad Anónima La Rabassada adquiere y comienza a edificar en el territorio municipal de Sant Cugat, en los laterales de la Serra de Collserola, un lujoso y admirable hotel que permitiría a la adinerada sociedad de Barcelona disfrutar de unas vistas hasta el momento desconocidas. Cabe recordar que la urbanización de esta parte de la ciudad era reciente, pues hasta entonces no se había logrado llegar al límite natural de crecimiento que esta sierra ofrece a la ciudad.


Entre 1888 y 1989 se construyeron en la montaña varias lineas de ferrocarril funicular, edificios de culto religioso, observatorios y, en este caso, el hotel que dio el pistoletazo inicial a todo el complejo que años atrás ocuparía esta localización.
Como he dicho, en 1899 se inauguró el lujoso hotel, obra del arquitecto M. Lechavalier Chevignard, que ofrecía lujosas salas y salones para disfrutar de banquetes y amenizadas fiestas con orquesta, además de jardines amplios de paseo y varios puntos con vistas a la próspera ciudad y al mar.


la vanguardia 20 julio 1911
Fue tan enorme el éxito del complejo hotelero que en 1909 la también adinerada sociedad francesa se fijó en él y decidió adquirir el recinto, pasando a constituir en 1910 La Rabassada Sociedad Anónima de Sports y Atracciones, con una gran mayoría de capital francés por un total de 1,5 millones de las pesetas de la época.


La sociedad que adquirió el hotel no tenía como objetivo la única explotación del mismo sino que, viendo el enorme potencial turístico y económico tanto del emplazamiento como de la efervescente sociedad barcelonesa, planificaron una expansión arquitectónica y de servicios más allá del simple objetivo de alojamiento. Primero, a finales de 1910, se inauguró el restaurante que acompañaría la oferta del hotel y que ofrecía banquetes y comida creada de manos exclusivas de exquisitos cheffs franceses, amenizaba la estancia y comida la Orquesta Tziganes y se daba la posibilidad de pasear por ostentosos jardines poblados con las más raras plantas procedentes de múltiples rincones del mundo. Las obras, por entonces, continuaban su marcha.


El Casino, el epicentro del complejo lúdico


Combat de boxa al Gran Casino de La Rabassada, entre un pugilista del
El siguiente ítem que se concluyó y se inauguró en 1911 fue el Casino, de proporciones y urbanización faraónica, planificado y construido según las directrices del arquitecto Andreu Audet i Puig, con un presupuesto total de unos 2,5 millones de pesetas de la época. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que otras edificaciones emblemáticas de la ciudad como el Arc del Triomf o el museo de zoología costaron un presupuesto 10 y 20 veces inferior, por lo que es comprensible que, por entonces, esta obra significó una inversión enorme que, por desgracia, nunca llegó a ser rentable ni a recuperarse.






Como he dicho, el propio recinto de ocio también facilitaba un exclusivo servicio de acceso desde la céntrica Plaça Catalunya que conectaba, usando automóviles de lujo y de
reciente factura por entonces,


con la falda de la sierra que contenía el complejo del Casino. Obviamente, esta opción quedaba reservada únicamente a gente extremadamente adinerada, aunque el éxito del Casino se observa cuando
contemplamos que, pese a lo caro del servicio, su regularidad era de un coche cada media hora con salida desde el inicio del actual Portal de l'Àngel.




2 comentaris:

Miquel ha dit...

tengo ganas de ir allí algún día..salut

Master series de Indian Wells 2010 ha dit...

Qué cosa más preciosa!
Pues menos mal que no se les dejó del todo a los franceses... Lo digo porque podría haber dado lugar a "colonizar" toda Collserola y nos habríamos quedado a día de hoy, seguro, sin esta preciosa sierra que nos da el poco aire puro que podemos respirar en Barcelona...
Eso sí, si a día de hoy se hubiera conservado y continuase seguro que todos seríamos un poquito más ludópatas!
Salud!