LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

26 de abril de 2011

BARCELONA, BARRIO DE GRACIA Y LAS DESAPARECIDAS VAQUERÍAS...

MI VIDA Y MI HISTORIA

En la travesía de Sant Antoni, barrio de Gracia, se encuentra un rótulo con el nombre de VAQUERÍA.
Eso nos recuerda, a los que tenemos cierta edad las antíguas vaquerías  en las que ordeñaban a las vacas  en tu presencia y te llevabas la leche en un lechera...En mi caso mi madre me mandaba dos veces al día, por la  mañana antes del desayuno, dos litros y por la tarde después del colegio otros dos litros, en casa éramos seis...la VAQUERÍA estaba al final de la calle y me acuerdo del olor de las vacas peculiar y en el recuerdo es agradable, claro como yo era pequeña, las vacas me parecían enormes...
Unos años después sanidad obligó a quitar las vaquerías por...¿ motivos de higiene...? ;lo único que sé a ciencia cierta es que ni mis hermanos ni yo estábamos nunca enfermos ni nos resfriábamos siempre jugando y con una salud de hierro...
Y se me olvidaba, se hervía la leche y se hacía subir tres veces y quedaba una nata buenísima, que mi madre cogía con una rasera y la ponía en dos platos uno para mi hermano PACO y otro para mí le agregaba azúcar y un pelín de canela... Buenísima.


Un pequeño museo...Aquí solo faltan las vacas...

¿Se acuerdan de estas lecheras?

Al principio tomábamos leche directamente de la vaca; la ordeñaban y nos la tomábamos. En 1856, Louis Pasteur descubrió que calentando los alimentos, muchos de los microorganismos perjudiciales para el ser humano morían, lo que hacía los alimentos más saludables para nuestro consumo.
A partir de entonces (y tras bastantes muertes) venimos sometiendo la leche a lo que se denominó pasteurización, que no es otra cosa que calentar la leche a temperaturas de entre 60º a 75º. El calentamiento al que se somete la leche ha de ser inferior al punto de ebullición, ya que de otra forma se alterarían las propiedades de la leche. Esta es la que ahora llamamos leche fresca, y que tiene una duración de entre 3 y 5 días. Tras este periódo comienza a fermentarse y se "agria".
Con la industrialización y el alejamiento de las vaquerizas de nuestros hogares, comenzó a ser "necesario" someter la leche a otros procesos añadidos con la intención de que el producto pudiera ser almacenado durante bastante tiempo y siguiera llegando en buen estado al consumidor. El proceso al que se comenzó a someter la leche fue la ultra pasteurización o UHT (Ultra High Temperature) consistente en llevar la leche a 140º en menos de 2 segundos. En este caso (al que está sometida la mayor parte de las leches que se distribuyen) el proceso modifica mayoritariamente las características de la leche, afectando entre otros aspectos a su sabor.
Añadido a este proceso, y por motivos puramente estéticos y económicos, se comenzó a utilizar la homogenización, consistente en la agitación contínua de la leche a 50º hasta disminuir los glóbulos de grasa a 1μm (micrómetro) de diámetro. Con este proceso se consigue que la nata no se separe de la leche. El problema surge cuando tomamos esta leche y la grasa pasa a través de las paredes de nuestros intestinos al flujo sanguíneo sin digerir, pudiendo ocasionarnos, entre otros, colesterol.
Los ganaderos y la situación económica
Según Asaja, ya cuando en 1986 entramos en la entonces Comunidad Económica Europea, España consumía 9 millones de toneladas de leche al año sin embargo, sólo se autorizó a que produjéramos 5,5 millones, con lo que comenzamos importando 3,5 millones de toneladas de leche.
A día de hoy a un ganadero le cuesta producir un litro de leche 0,40€, sin embargo se lo pagan a 0,30€. No es necesario hacer muchas cuentas para llegar a la conclusión de que es imposible mantener una vaquería pequeña y/o mediana con estos ingresos, lo que ha provocado que muchas tengan que cerrar.
Los vaqueros que a día de hoy siguen en activo, e intentan encontrar formas de mantener el negocio, han encontrado otra forma de vender su leche "fresca" (solamente pasteurizada) directamente al consumidor, evitando así los precios injustos a los que se ven obligados a comercializarla.












Tal y como podéis ver en el vídeo, el sistema es bien sencillo: unas máquinas expendedoras de leche puestas en la puerta de los mercados, hipermercados, etc y desde la que se puede comprar medio litro, un vaso o un litro de leche a 1€ el litro. Esta leche menos manipulada, tiene una duración de 3 días (lo que era habitual no hace demasiados años) y se sirve en botellas que traen los propios consumidores o incluso hay máquinas expendedoras que venden la botella de cristal o plástico reutilizable a unos 0,40€.
El sistema está en funcionamiento desde 2009 y se ha ido extendiendo a lo largo de 2010 en numerosos puntos de Galicia, Barcelona, Madrid, Málaga, etc... lo que lleva a pensar que los consumidores estamos demandando otras formas de relacionarnos con lo que consumimos, ¿o tal vez es novedad?


I love the idiosyncrasy of many of the small shops in Barcelona. One of my recent favourites is a lovely little shop selling dairy products in the centre of Gràcia, in Carrer sant Antoni, just up from the market. The establishment was last functioning dairy (vaquería) in Barcelona. Changes in public health laws took away the cows some 25 years ago, but the old livestock stalls can still be seen today amongst the clutter of the shopkeeper’s storeroom. Many Barcelonans over thirty odd can still remember going with their mothers to buy milk fresh from the udder right in the centre of the city. In my mind, the place should be protected as part of the city’s heritage, but is under threat from the owners of the building.

http://goo.gl/maps/PlkZ
http://goo.gl/maps/PlkZ

ESTE ENLACE ME LO HA INDICADO MI AMIGO SERGI OZAETA, DE "  UNA NOCHE CON ", BLOG DE MÚSICA BUENÍSIMO, PARA TODOS LOS GUSTOS...Y ÉL MEJOR PERSONA, GRACIAS SERGI, GRACIAS A ÉL, ME HE ENTERADO QUE HAY VAQUERÍAS TODAVÍA...
SANTA COLOMA DE GRAMANET, CALLE MAYOR, Nº 9, ENLACE DE ARRIBA EN AZUL...

4 comentarios:

Miquel dijo...

guapísima entrada.

Katya dijo...

Estupenda entrada de las vaquerias...la leche que se tomaba antes no tenia punto de comparación con la de ahora...pero claro, ahora dicen que es más sana.
Saludos, Olivia..Katya

Perlita dijo...

Por mi pueblo, se paseaba a media tarde, el vaquero.¿Te creerás que tenía hasta poesía aquella estampa de mi infancia? Lo esperaba con impaciencia y por cincuenta céntimos me llenaba hasta los bordes un vaso grande de aquella leche con una extraordinaria espuma y parece que me llega el olor ahora mismo.
No me morí, pero...¡qué insensatez!La vaca estaba sana, claro, pero ahora lo pienso y...
Me ha encantado tu entrada por lo que de lección encierra y por recordarme aquellos lejanos tiempos.
Saludos, Carmen

SERGI dijo...

En Santa Coloma de Gramanet aún hay una que está medio en funcionamiento la leche no es de ellos, pero si que hacen la nata con la leche que traen de una granja, está buenísima, muy cerca del ayuntamiento