LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

9 de febrer de 2011

ANDY WARHOL, CREADOR DEL POP-ART,EL INGENIO DEL SIGLO XX.



MI VIDA Y MI HISTORIA



Andy Warhol
(Andrew Warhola; Pittsburgh, EE UU, h. 1928-Nueva York, 1987) Artista plástico estadounidense. Hijo de emigrantes checos, inició sus estudios de arte en el Instituto Carnegie de Tecnología, entre 1945 y 1949. En este último año, ya establecido en Nueva York, comenzó su carrera como dibujante publicitario para diversas revistas como Vogue, Harper´s Bazaar, Seventeen y The New Yorker.
Al mismo tiempo pintó lienzos cuya temática se basaba en algún elemento o imagen del entorno cotidiano, de la publicidad o el cómic. Pronto comenzó a exponer en diversas galerías. Eliminó progresivamente de sus trabajos cualquier rasgo expresionista hasta reducir la obra a una repetición seriada de un elemento popular procedente de la cultura de masas, el mundo del consumo o los medios de comunicación.
Dicha evolución alcanzó su cota máxima de despersonalización en 1962, cuando pasó a utilizar como método de trabajo un proceso mecánico de serigrafía, mediante el cual reproducía sistemáticamente mitos de la sociedad contemporánea y cuyos ejemplos más representativos son las series dedicadas a Marilyn Monroe, Elvis Presley, Elizabeth Taylor o Mao Tse-tung, así como su célebre tratamiento de las latas de sopa Campbell, obras todas ellas realizadas durante la fructífera década de 1960.
El uso de imágenes de difusión masiva, fácilmente reconocibles por todo tipo de públicos, como las ya mencionadas latas de sopa o los botellines de Coca-Cola, se convierte en uno de los rasgos más interesantes y estables de toda su producción. En otras ocasiones, plasmó crudamente situaciones reales, como accidentes, luchas callejeras, funerales o suicidios; dentro de esta temática Electric chair es una de sus obras más significativas.
Este apropiacionismo, constante en los trabajos de los partidarios del pop art, se extendió a obras de arte de carácter universal y de autores como Rafael, De Chirico, Munch o Leonardo. Se caracterizan las obras de esta época por su libérrima manipulación y la polémica que suscitaron en su momento. Tanto por el uso del color, unas veces monocromo y otras fuertemente contrastado, pero en todo caso vivo y brillante, como por la temática, su obra resulta siempre provocadora y, a menudo, angustiosa. Mediante la reproducción masiva consiguió despojar a los fetiches mediáticos que empleaba de sus referentes habituales, para convertirlos en iconos estereotipados con mero sentido decorativo.
Otra faceta destacada de su obra es su potentísima fuerza visual, que en buena parte procede de sus conocimientos sobre los mecanismos del medio publicitario. En 1963 creó la Factory, taller en el que se reunieron en torno a él numerosos personajes de la cultura underground neoyorquina. La frivolidad y la extravagancia que marcaron su modo de vida establecieron a la postre una línea coherente entre obra y trayectoria vital; su peculiar aspecto, andrógino y permanentemente tocado con un rubio flequillo característico, acabó por definir un nuevo icono: el artista mismo...


In 1962, Andy Warhol painted the portraits of Marilyn Monroe and her rival Liz Taylor, reinterpreted the Mona Lisa and Elvis Presley. From 1967 until his death in 1987, he produced commissioned portraits of dozens of personalities, famous or obscure, creating a world fascinated by appearances, a vertiginous flattering mirror. He revived a neglected genre, applying new codes which deeply marked the history of portraiture. Alongside film and rock stars (Brigitte Bardot, Jane Fonda, Mick Jagger, Sylvester Stallone), we find portraits of artists (Man Ray, David Hockney, Joseph Beuys, Keith Haring), collectors and art dealers (Dominique de Menil, Bruno Bischofberger, Ileana Sonnabend, Leo Castelli), politicians (Willy Brandt, Edward Kennedy), fashion designers (Yves Saint-Laurent, Sonia Rykiel, Hélène Rochas), businessmen and jet-setters (Gianni Agnelli, Lee Radziwell, Princess Grace of Monaco, Gunther Sachs). Famous or less famous, they all glow with the aura of Warhol’s genius. In this series, Warhol painted a picture of an entire society and invented a new form of artistic production - serial and almost mass-produced. In his studio, “The Factory”, Andy Warhol developed a systematic process in the early 1970s: he made up his models and photographed them with a Big Shot Polaroid (the Warhol Museum in Pittsburgh has several hundred of these photos, some of which will be presented in the exhibition). He carefully selected the shots, then painted and silk-screened the portraits. A selection from the thousand or so portraits that he painted from the early 1960s onwards is here presented by themes focusing on the key points in Warhol’s work: Self Portraits, Screen Tests, Mao, Dollars, Disasters, The Last Supper etc. which situate them in a retrospective view of his production. In 1979, the Whitney Museum exhibited about fifty of these paintings, but since then - despite the fact that many of them have become “’cons’ -they have not been shown in a single-artist exhibition. With the aim of recreating the effect of the principle of repetition which Warhol had in mind when he painted them, the Galeries Nationales du Grand Palais is presenting, for the first time, this large set of paintings which constitutes an unprecedented archive in the history of painting and photography.

2 comentaris:

Miquel ha dit...

no es de lo que más me gusta en arte ¡¡¡¡ salut

SERGI ha dit...

Jejeje muy xulo ese montaje con tu foto