LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

5 de noviembre de 2010

BARCELONA Y EL HAMBRE... 2010.

MI VIDA Y MI HISTORIA.


Perfil del nuevo pobre
Pese a que los inmigrantes son mayoría entre quienes reciben ayuda de Cáritas, al ser «los primeros en caer en la exclusión social, incluso los que estaban totalmente integrados», los dirigentes de la institución caritativa relataron que los nuevos demandantes son las familias españolas «con todos los miembros en paro, que cuando agotan las ayudas que les pueden dar sus familiares, acuden a nosotros».
Entre los nuevos demandantes de ayuda, Antonio Sánchez destaca la incidencia de las jóvenes parejas con escasa cualificación que «están volviendo a vivir con sus padres» tras haber perdido sus empleos precarios y son incapaces de afrontar los gastos de emancipación. Ello trunca muchas nuevas familias y conlleva «convivencias problemáticas» cuenta. Otro de los nuevos perfiles de pobreza es el de «las familias monoparentales regidas con mujeres» que vivían de trabajos en el hogar que ahora no encuentran. «Son situaciones que no hay por donde cogerlas», lamenta Sánchez.


La semana del voluntariado corporativo de Kraft Foods y Cadbury involucra a casi 20.000 voluntarios en 56 paises


Más de 500 empleados de Kraft Foods y de Cadbury en España, han participado por segundo año consecutivo en la Delicious Difference Week, el programa de voluntariado corporativo de la compañía a nivel mundial, que ha tenido lugar del 4 al 8 de octubre en 56 países simultáneamente y con la involucración de casi 20.000 voluntarios. En las distintas “operaciones kilo” de recogida de alimentos en oficinas y plantas de ambas compañías, se han obtenido 900 kilos, lo que equivaldría a 5.400 platos de comida.
En nuestro país se han realizado diversas acciones en colaboración con más de 10 ONGs y entidades de reconocido prestigio en los ámbitos de la lucha contra el hambre, promoción de hábitos de vida saludables, la conservación del medio ambiente y de ayuda a personas sin hogar, mayores y discapacitados como Fundación AIS, Arrels Fundació, Fundación Balia, Cooperación Internacional, ECOIMA, Asociación Gaia, Plan España, Solidarios, Fundación Tomillo, y los Bancos de Alimentos de Madrid, Barcelona, León y Sevilla.

"Con esta segunda edición del Programa de Voluntariado podemos afirmar que se trata de una experiencia de voluntariado consolidada. El número de participantes directos en las actividades se ha duplicado respecto a la primera edición y lo más importante es que algunas personas de nuestra organización han continuado su colaboración con las ONGs convirtiéndose en voluntarios permanentes. Además, este año hemos contado con voluntarios procedentes de las oficinas y plantas de Cadbury, quienes, con su ilusión, también han contribuido al éxito del programa”, ha declarado Ricardo Hernández, Director de Asuntos Corporativos de Kraft Foods en España.
 


Lucha contra el hambre

 
Voluntarios de Kraft Foods participaron en los “Desayunos Solidarios” y las “Cenas Solidarias”, organizadas por la ONG Cooperación Internacional y la ONG Solidarios, respectivamente. Los voluntarios, además de proporcionar alimentos y bebidas calientes a las personas sin techo, utilizaron también el desayuno y las cenas como una posibilidad de acercarse a ellos, charlar y hacerles compañía durante un rato.

Además, empleados de Kraft Foods y Cadbury han colaborado en las rutinas diarias de la Fundació Banc dels Aliments de Barcelona y en el Banco de Alimentos de Madrid, clasificando en sus almacenes los alimentos que la entidad recibe como donaciones, así como en su posterior reparto y entrega. Adicionalmente, se han efectuado, tanto en las oficinas de Madrid y Barcelona como en las plantas de producción de ambas compañías, “operaciones kilo” para la recogida de alimentos no perecederos para donar a estas entidades. En total, se han obtenido 900 kilos, lo que equivaldría a 5.400 platos de comida.

Por otro lado, en Barcelona se ha ofrecido apoyo al servicio de comedor Llar Pere Barnés, que gestiona la Fundación Arrels, y que acoge a más de 75 personas sin hogar.


Promoción de hábitos de vida saludables y ayuda a personas mayores

En Madrid, voluntarios de Kraft Foods entrenaron y participaron en dos partidos de baloncesto, organizados por la Fundación Balia y la Fundación Tomillo junto a jóvenes inmigrantes y autóctonos de 13 a 17 años, en situación de dificultad social, aprovechando el deporte en equipo como medio de acercamiento a estos colectivos.

Además, a través de la Fundación Tomillo, que gestiona nueve centros de día para mayores dependientes, empleados de Kraft Foods apoyaron al personal de los mismos en los talleres y actividades que se realizan habitualmente con los mayores.
Conservación del medioambiente

Con la colaboración de la Asociación Gaia para la conservación y gestión de la Biodiversidad, más de 80 empleados de las oficinas de Madrid realizaron intervenciones de acondicionamiento en la Senda Ecológica de Canencia, que necesitaba de ser mejorada y reparada debido a la gran afluencia de público que ocasiona su deterioro, lento pero continuado

 
Asimismo, un centenar de voluntarios de Kraft Foods de las oficinas de Barcelona participaron en las tareas de reforestación y mantenimiento del Parque Nacional del Montnegre, organizadas por laAsociación ECOIMA.


Ayuda a discapacitados, personas sin recursos y niños apadrinados

Voluntarios de Kraft Foods y Cadbury participaron en actividades de acondicionamiento del Centro de Educación Especial TAIGA, que gestiona la Asociación AIS y que atiende a más de 100 niños y jóvenes de 3 a 18 años con discapacidad.

Además, empleados de ambas compañías colaboraron con la ONG Plan España traduciendo cartas escritas por niños y niñas de comunidades en las que trabaja la entidad en Asia y África para sus padrinos en España y viceversa.

Barcelona, 3 nov (EFE).- El cantante Joan Manuel Serrat colabora con el Banco de Alimentos para animar a los catalanes a participar en la recolecta de comida organizada para el 11 y 12 de noviembre en 315 supermercados, que pretende conseguir más de 400 toneladas de comida de larga duración, como arroz, pasta o legumbres.
El vicepresidente del Banco, Jordi Peix, ha explicado a Efe que la colecta servirá para complementar los recursos de los bancos de alimentos antes de que llegue la Navidad, porque necesitan mucha más comida, y ha señalado que confía en la solidaridad de los ciudadanos.
Peix ha recordado que el año pasado ya se hizo una campaña similar en la que se lograron 235 toneladas, pero que este año necesitan mucho más porque en año y medio se han doblado las peticiones de ayuda.
Serrat y el cocinero Ismael Prados aparecerán en sendos anuncios de televisión en los que piden a los ciudadanos que sean generosos y que den comida a los voluntarios que estén estos días en los establecimientos que cooperan con la campaña, pertenecientes a grandes cadenas como Carrefour, Mercadona, Consum, Dia o Alcampo, y a firmas locales.
El Banco de los Alimentos, que lucha contra el hambre en Cataluña, busca además unos mil voluntarios para participar en esta campaña, ya que son necesarias un mínimo de tres personas en cada centro recaudador.
En el 2009 este banco, que es la fuente más importantes de alimentos a entidades benéficas como Cáritas y a asociaciones de barrios, distribuyó en toda Cataluña 10.000 toneladas de alimentos en más de 700 entidades, pero en los diez primeros meses de este año ya está a punto de superarse esta cifra.



El puerto de Barcelona, el Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) y el Banco de Alimentos van a colaborar en la lucha contra el hambre. En ese sentido, los productos inspeccionados en el puerto no comercializables, pero aptos para el consumo humano, se destinarán a las personas necesitadas, concretamente, irán al Banco de Alimentos de Barcelona.


El primer transporte, por parte de las entidades implicadas, se ha llevado a cabo recientemente durante una prueba piloto que ha finalizado con éxito. En total, durante este primer envío, se han transportado hasta 443 kilogramos de productos en las instalaciones del Banco de Alimentos. La primera donación estaba integrada por productos como frutas, hortalizadas o envasados, entre otros.

La iniciativa ha sido desarrollada por el Grupo de Trabajo de Responsabilidad Social del Consejo Rector para la Promoción de la Comunidad Portuaria de Barcelona y ha contado con la participación de diversas entidades y empresas de este colectivo.

Inicialmente, estos alimentos eran destruidos debido a que los envases que contienen se abren para ser inspeccionados, los productos dejan de ser comercializados. Asimismo, si son alimentos aptos a partir de ahora serán enviados a la Fundación Banco de Alimentos con el objetivo de hacerlos llegar a las personas que más los necesitan.Se trata de una mejora de los productos llevados a término con criterios de sostenibilidad.

1 comentario:

Miquel dijo...

Buena entrada y bien elaborada. Tal como dices, esto es un problema que cada dia va a más ¡¡¡ Un saludo