LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

19 de noviembre de 2010

BARCELONA ...EL SCALA Y SU INCENDIO, LA CÚPULA VENUS Y CHRISTA LEEM 1968.20 DE NOVIEMBRE DEL 2010...

MI VIDA Y MI HISTORIA.
                                               CHRISTA LEEM , BELLÍSIMA

L'streaper Christa Leem, dirigida per Joan Brossa


Paco España, con Dolly Van Doll Pawlosky...
                 Jordi Barceloneta, y una artista del Barcelona de Noche...
Paco España.1965.
Madamme Artur en el Barcelona de Noche.



 15 de enero de 1978, se incendió la sala de fiestas y murió un bombero al inhalar humo...


Aunque las traducciones de Copi en España fueran llevadas a cabo por Alberto Cardín por ejemplo, Le Bal des Folles fue publicada en 1983 la recepción crítica de Copi ha sido escasa. De entre las pocas reseñas y artículos, sobresale sin duda una semblanza de Jorge Herralde (2000), quien publicara la mayor parte de sus novelas el teatro quedó pendiente porque Herralde quería que lo tradujese directamente nuestro autor en Anagrama.

El retrato que realiza Herralde es un documento valioso por tres razones. En primer lugar, porque es testimonial: Herralde nos cuenta cómo llegó a conocer a Copi, primero mediante la lectura de “La mujer sentada”, en Le Nouvel Observateur; luego, en prosa, con El uruguayo: “Por entonces se había trasladado a París, con poco dinero, un joven aspirante a literato, Enrique Vila-Matas, y le propuse traducirlo. Creo que fue su primera traducción, bastante breve y con el autor a mano para consultar dudas” . Más tarde, en persona, a fin de revisar conjuntamente la edición española, en París: “fuimos al teatro donde estaba actuando una pieza suya en la que era el protagonista, disfrazado de larguirucha rata, totalmente verosímil, genial. A la salida, Copi en un peludísimo abrigo blanco hasta los pies, nos fuimos a un bar para comentar la jugada: ningún problema, dijo, podíamos editar el libro, él no tenía tiempo (ni ganas, supongo) de revisar la traducción (ni ésta ni ningua de las otras que fui publicando)” . Herralde conoció a Wolinski, con quien trabajó Copi en la revista Hara-Kiri, y por lo que cuenta almorzaron juntos en su “pisito de Montmatre”, en que “casi no podíamos ver los platos por la humareda de la marihuana” .

La segunda razón por la que esta semblanza es relevante es porque da fe de las visitas de Copi a España, en concreto a Barcelona: según cuenta Herralde, Loretta Strong fue estrenada en la capital catalana e interpretada por el mismo autor; asimismo, no escatima detalles sobre las diversas estancias barcelonesas de Copi en donde leyó sus obras para su círculo de amigos o salió de fiesta: “Lo llevé al Molino, que le divirtió bastante, pero donde se lo pasaba mejor era en el Whisky Twist, un local de travestis […] Después de de Barcelona, Copi se iba a Ibiza, a una casa de campo con su madre y su hermano” . Tras la muerte de Copi, Herralde, según cuenta en este artículo, organizó con el Casal Lambda “un pequeño homenaje en su honor en una sala de La Virreina” La tercera y última razón es que la sección de Lateral en donde aparece esta semblanza viene acompañada por otra: la de Pedro Lemebel. La elección no es casual. Herralde, quien conoció la obra del chileno gracias a las recomendaciones de Roberto Bolaño, sabe que la literatura homosexual es diversa, que el escritor gay con corbata puede ser más afín a un autor heterosexual que a cualquiera de estas dos “locas oficiales de Anagrama”. Dicha conexión puede sernos útil como primer apunte para la constitución de un posible canon queer latinoamericano –si identificamos lo queer con el cuestionamiento del género y la sexualidad heteronormativa –en donde Copi ocupe una posición central junto a Manuel Puig.



Yo el coño no se lo enseño al público
Cuando las plumas copaban las alas de los artistas en los cabarets de El Molino, Barcelona de Noche, La bodega Apolo o Mr. Dollar a finales de los 70, una mujer revolucionaba el music hall en la noche barcelonesa. De estatura media. Algo musculosa y blanca como la cortina de un comedor de pobres. Bisexual por deseo propio. Cocainómana por imperiosa necesidad. Amante del gintonic y el cigarro rubio. Espectacular. Psicóloga social por gajes del oficio. Con la lírica en la contorsión y bajo la acaricia solitaria ante cualquier camisa masculina que corriera en sus manos. Amante de anarquistas, burgueses, escritores, o de un simple músico de salón. Antiputa por orgullo. Feliz. A veces dormía en la calle o entre los brazos del público que la aplaudía. Otras arropada en sábanas de seda roja. Y a veces en comisaría, o sobre el vómito que le provocaba la soledad de su piso si apenas muebles. Cuando acababa su función nocturna se la veía en los bares de travestís del barrio Chino (hoy llamado Raval). Otras en algunas de las miles de fiestas que personajes de la transición española organizaban para hacer de ella una reina particular.

HA MUERTO LA REINA DEL STRIPTEASE, 2004

Ha muerto, a los 51 años, Christa Leem, musa del striptease barcelonés de los año 70 e intérprete cinematográfica en títulos como La oscura historia de la prima Montse, de Jordi Cadena, Las alegres chicas de El Molino, de José Antonio de la Loma, o Perros callejeros, también firmada por este último. Descanse en paz.
Sin perder la dignidad Christa Leem aparecía casi siempre bajo la soledad del foco de cañón en el escenario. Desnuda o simplemente vestida con sus jeans y su camisa blanca... llegaba casi siempre tarde a escena. Entonces, para espanto del productor, empezaba a improvisar su movimientos. Ofrecía primero su espalda, sacaba su bombín si el número lo requería, y contorneaba las nalgas como una hermosa cochina que gira su rostro deliberadamente al público. Gesticulaba como Irma la Douce el dolor por sentirse agradablemente castigada y con aquella lujuria con telón de terciopelo al fondo, nos miraba a los ojos igual que una adolescente enojada con su novio. En otro cabaret, La cúpula Venús, el poeta Joan Brossa la encumbró y en la Sala Arnau la grabó para un número que escribió expresamente para ella donde aparecía el as de bastos hasta en su propio pubis. Con ella el music hall recuperó el prestigio que se merecía y un género que en aquel tiempo sólo vivía el ciclo del kitch y el chiste fácil de la revista musical. Hace cuatro años que murió de cáncer a los cincuenta y uno, y dos que se la ha rescatado del olvido.




Hoy Jordi Coca, escritor y teatrólogo que la descubrió para la intelectualidad de la época, la ha recuperado en una novela “La nit de les papallones”.  (La noche de las mariposas) que acaba con una cita de Raymond Chandler y una crítica a quienes se rodearon y no supieron darle el calor que se merecía para sacarla de la miseria: “Ha sido un final triste, muy triste y está claro que nunca tuvo las amistades que necesitaba”. Esta mujer introdujo el erotismo abierto y sin complejos en una Barcelona con la resaca por la muerte del dictador aún por digerir, y con la literatura de sus gestos, permitió que leyéramos sus desnudos bajo una nueva gramática del espectáculo de cabaret.
Barcelona, 2 de marzo de 2010. 'Las Noches de la Cúpula', un homenaje a la mítica sala de cabaret barcelonesa 'La Cúpula Venus', y 'La Peixatera', uno de los espectáculos estrella de la desaparecida sala de varietés, son los dos espectáculos que el martes 2 de marzo estrenará el ciclo ,con la intención de recuperar el espíritu de este género desaparecido.


'Las Noches de la Cúpula' es un homenaje a uno de los teatros de varietés más conocidos de Barcelona. 'La Cúpula Venus' fue un espacio teatral alternativo y canalla donde debutaron gente como Pepe Rubianes, Loles León o Frances Orella. Fue un espacio de libertad en el que, en palabras de Oriol Tramvia, director del espectáculo, "nadie nos decía qué habíamos de hacer". Un teatro en el que se podían ver espectáculos "de cosecha propia" que iban desde el striptease hasta la magia o la hipnosis, un teatro, en definitiva, de varietés.


'Les Nits de la Cúpula' pretende ser una recreación de aquel lugar donde el objetivo era, ante todo, pasarlo bien. El espectáculo propone una serie de números musicales con canciones que van desde el 'pasodoble' hasta la copla, pasando por la cosecha propia, donde se tratan diferentes temas de una manera cómica, irónica y desenfadada.


No se trata de un espectáculo con una estructura dramatúrgica sino que más bien es una recopilación de canciones diversas con un final que promete ser una "apoteosis espectacular". La función busca la complicidad del público con la intención de recuperar el espíritu de esta manera de entender el teatro y también la vida.
Durante el tiempo que durará la función, Oriol Tramvia y los actores Anna Casas, Carmela Poch, Víctor Genestar y Maties Sierra, con la colaboración musical de Carol Duran, Javier García, Ramon Vague y Lluís Lucea, tratarán de acercar el público a la historia no escrita de la transición en Barcelona.
'La Peixatera'
Xus Estruch, creadora y protagonista del espectáculo 'La Peixatera' ('La pescadera'), que triunfó en 'La Cúpula Venus' y embrión de lo que después sería La Cubana, proviene de una época y un ambiente en el que el teatro se hacía "de otra manera ". A su juicio, no había "star system", los artistas lo hacían "todo en casa" y el espectáculo se basaba más en "el sentimiento que uno tenía respeto a la vida más cotidiana". Esta manera de hacer y sentir el teatro, que iba acompañada de grandes dosis de humor y desbarajuste, es lo que pretende recuperar el ciclo Rambleros,  con estas dos funciones programadas.
'La Peixatera' es un espectáculo que nació hace treinta años de un arquetipo nada intelectual. Una vendedora de pescado que en plena rutina, y rodeada del público habitual de un mercado, mantiene un monólogo donde vierte sus reflexiones y observaciones sobre el mundo en que vive. Xus Estruch la ha definido como una "charlatana" con un punto naïf, que "no es culta, pero no tiene un pelo de tonta".
Así, con toda la confianza del mundo, Mariona Casas, la pescadora de la parada número 24, reflexiona sobre los temas que preocupan e importan. Unos temas que, a pesar del paso del tiempo, no han cambiado tanto como podría pensarse: hipotecas, ecología, el día a día de la gente...
Pero el espectáculo no es una mera repetición del original sino que Estruch ha añadido alguna consideración actual, como una valoración de los treinta años de democracia que han pasado desde su estreno. Eso sí, que nadie espere referencias a la crisis o a la corrupción porque para Estruch, Mariona es demasiado "optimista" e "ilusionada" como para deprimir a la gente con estos temas.


Christa Leem
La segunda jornada de 'Rambleros' se completará con la mesa redonda que se celebrará en la Comisaría de los Mossos d'Esquadra de la calle Nou de la Rambla, porque la parte de atrás era el 'Barcelona de Noche', con Christa Leem como protagonista. La artista y actriz obtuvo gran popularidad en la Barcelona de finales de los 70' gracias a sus striptease, haciendo el primero que emitió Televisión Española en la Transición (el programa' Mirador ', 1977).





Christa Leem, programada en su momento en 'La Cúpula Venus' y 'El Molino', se convirtió en una especie de musa de los movimientos intelectuales de izquierda y muy especialmente del poeta Joan Brossa. Ahora será la protagonista de una mesa redonda que contará con la participación de Jordi Coca, Oriol Tramvia y Joan Estrada bajo moderación de Núria Ribó.
La Cúpula Venus -
La iniciativa de "Rambleros", una carpa instal·lada a la Rambla des de la qual es rememora la juventut "underground "dels anys 70 i la seva vinculació amb el passeig barceloní, recorda un dels epicentres d'aquell moviment, si és que se'l pot anomenar així: la Cúpula Venus. Un parell d'espectacles que s'escenifiquen a la carpa, recreen els moments enyorats de la mítica sala de la Rambla. Xus Estruch i Oriol Tramvia en són els protagonistes.

LOLES LEÓN: 

 La actriz Loles León vuelve una vez más al Teatro para apuntarse otro gran éxito. El pasado sábado, día 31 de Enero, la polifacética actriz estrenó junto a un gran reparto de actores y actrices, junto a la Orquesta de la Comunidad de Madrid y el Coro del Teatro de la Zarzuela dirigido por Antonio Fauró, "La Gran Vía...esquina a Chueca"". Libreto de Felipe Pérez y González y Música de Federico Chueca y Joaquín Valverde. Estrenada el 2 de Julio de 1886, en el Teatro Felipe de Madrid. Pero la intensa recreación del texto original ha sido adaptada por Paco Mir, Director de la obra. Este catalán formó parte del trío humorístico "Tricicle". La adaptación musical es de Juan José Colomer.



Si tuviera que definir cuál es la principal característica de Loles León, yo creo que elegiría su talante acogedor, su simpatía y su sonrisa perenne que le permite conectar rápidamente con la gente. Es evidente que esta mujer nos puede seguir deparando sorpresas y que ello nos invita a poder verla en esta obra cantando un género tan bonito como es la Zarzuela. Loles siempre ha llegado al lugar adecuado en el momento justo. La frase, demasiado utilizada ya, puede entrañar ciertos matices de casualidad, pero ésta no es precisamente el mejor modo de definir su actividad en el difícil mundo de la interpretación, como la que, desde el año 1972 desarrolla Loles León subiendo por primera vez a un escenario en Vilanova i la Geltrú recitando poemas de Miguel Hernández o interpretando a Bertolt Brecht.

Nada podía quebrar su firmeza de carácter y su eterna búsqueda para triunfar en lo que le gustaba. Cuando en el año 1984 cierra el teatro la "Cúpula Venus" de Barcelona donde Loles trabajaba en un espectáculo de cabaret, se trasladó al "Arnau Paral·lel" y más tarde a la "Sala Villarroel". No viendo futuro en su Barcelona natal, con sentido realista, pero también con optimismo, con ingenio y con la capacidad de innovación Loles marcha a Madrid en 1986 en plena "movida madrileña" y sin apenas medios y muchas filigranas logra trabajar en "La Sala Elígeme" del barrio de Malasaña donde actúa únicamente con la compañía de un pianista en "Loles León es Lola ", un espectáculo innovador de cabaret que incluía desde un texto de Boris Vian a un monólogo de Cocteau en un ambiente de gentes variopintas de todas las esferas sociales, desde políticos, escritores, gente del cine, y por qué no decirlo, hasta duques. Loles conquistó el éxito llenando la sala todos los días, de ahí pasó a la Sala Maravillas con "Loles es maravillosa" y donde Pedro Almodóvar iba a verla a diario hasta que la contrató en "Mujeres al borde de un ataque de nervios"(1988).
Hoy resucita la Rambla, la de Nazario, Mariscal y Christa Leem, la del Jazz Colom, la Cúpula Venus y el Diana. La que mató el sida, la heroína y la masificación turística. La de los años setenta. Entonces hasta Jiménez Losantos iba al Café de la Ópera. Hoy arranca Rambleros, Rebels amb Causa, veintiocho días de exposiciones, mesas redondas, ciclos cinematográficos, conciertos y mucho más para reivindicar aquel espíritu anárquico y contestatario en pro de la libertad que hizo del que fue el paseo más bonito del mundo un punto de encuentro de artistas, políticos y ciudadanos, una cazuela de ideas en ebullición que lentamente se enfrió para desaparecer en los años ochenta. Para dejar paso a las tiendas de souvenirs, las paellas recalentadas y las turistas británicas que despiden su soltería con una borrachera y un pene de plástico en la frente.

Un mes de actividades culturales para reconquistar la Rambla

La gran carpa
La gran carpa de los rambleros se levanta ya en el extremo más cercano al mar de la Rambla. Este espacio centralizará buena parte de las actividades culturales de esta iniciativa. Pero también será un espacio donde almorzar, tomar un vermut, merendar, cenar o tomar una copa rodeado de exposiciones. Sus títulos son Cartellisme y pancartisme, Cúpula Venus, Zeleste, Barcelona de Noche, Idees de capçalera y La Biblia de Nazario. Hoy se estrenará la obra dirigida por Joan Ollé Rebels amb causa. Los textos han sido escritos para la ocasión por, entre otros, Pau Riba, Javier Cercas, Jordi Coca, Joan Barril y Ramón de España.
 "Rambleros nace para reivindicar un pasado que con su creatividad dejó una gran impronta en el carácter de la ciudad de Barcelona, y conectarlo con el presente y lo último –dice el comisario del proyecto, el agitador cultural Joan Estrada–. Hablamos de una época que generó la música laietana, el teatro en la calle y el cabaret alternativo. Pero todo esto no es únicamente producto de la nostalgia". No, el homenaje al Gato Pérez vendrá de la mano de Derrumband, una gente que el año pasado llevó la (renovada) rumba catalana de toda la vida de gira por China. "Los debates de entonces sobre la energía nuclear, la libertad de expresión o los derechos de la mujer están ahora mismo de plena actualidad. De lo que se trata es de hacer otra vez bullir l'olla".
La idea de Rambleros arrancó hace un par de años y medio con el compromiso del teniente de alcalde Carles Martí de honrar con una exposición el recuerdo del malogrado pintor José Pérez Ocaña, icono de la lucha por los derechos de gais, lesbianas y transexuales que dejó boquiabiertos a tantos barceloneses contorneándose vestido de diva con el trasero al aire frente al Liceu, mucho antes de que aquí nadie supiera qué es una performance. Y con el tiempo, y con la implicación desinteresada de los protagonistas de aquella época –de Sisa, la Companyia Elèctrica Dharma, La Banda Trapera del Río...–, la exposición de Ocaña que se celebrará en el Palau de la Virreina a finales de mes fue creciendo hasta incluir rincones para todos los públicos, como los que protagonizarán la compañía de marionetas Herta Frankel, Falsterbo Marí y los hermanos Poltrona.
Y todo gracias al Ay-untamiento, un apoyo institucional sin el cual nada de esto sería posible y que suaviza el discurso de los organizadores. Porque Rambleros tiene un componente rabioso e inconformista. Recordar aquel pasado, aun rememorándolo con todas sus sombras, no puede sino despertar desencanto si se echa un vistazo al panorama actual. Los rambleros vienen con ganas de revancha, con ganas de reconquistar la Rambla. Y es que todas las iniciativas de este mes de marzo son una oportunidad para todos los barceloneses de reencontrarse con su paseo, para volver a hacerlo suyo. "Hombre, es que la Rambla es ahora un poco guirilandia –dice Josep Fortuny, de Dharma–. Los ochenta fueron una travesía a través del desierto, mucha gente, como mi hermano Esteve, cayó luego en un injusto olvido. Todo esto busca también hacer justicia histórica".
espectáculo. Pavlovsky en concIertos. En mi opinión, Pavlovsky es un gran artista, uno de los personajes más Inteligentes y elegantes, con una elegancia de raza, que han pisado los escenanos barceloneses en los últImos años. Su actual espectáculo. con una preciosa escenografía Kitsch, se apoya en el harto conocido Pavlovsky y su orquesta de señoritas. Viene a ser el mismo espectáculos con ligeras variantes, pero reducido: ahora las señoritas son sólo dos (pie no y violín),sin olvidar a Venganza Principal, en plan de Rebeca humillada y ofendida. En cuanto a Pavlovsky, sigue siendo 'la Gran Pavlovsky’, la gran vedette lírico-canalla, de clase trabajadora y, por tanto, oprimida”, que canta, baile, habla e interpela al público, para terminar pidiéndole que la muerda, porque es lo que mejor lava, vemos, lo que mejor la pone. Es francamente admirable la sabiduría que tiene Pavlovsky para meterse al público en el puño durante casi tres horas. Son casi tres horas de hablar, de provocar, de increpar al público, con une gracia y un desparpajo envidiables, y sin baches.Y no menos admirable es la entrega de ese público, un público adicto, que se entrega con la misma alegría con que los primeros cristianos se entregaban a los leones y leonas del circo. Un público que aguanta, con el trasero instalado en las incómodas sillas de la Cúpula, sin poder alargar las piernas, sudando aunque, cierto, menos que Pavlovsky. Un público al que el artista acordándose de aquellos simpáticos perritos con los que solía jugar su tío de Paviosvsky se puede esperar todo, el conocido fisiólogo ruso Ivan Pavlov, logra ponerle en pie, hacerle encender un fósforo, deletrear su nombre, o bien, agárrense, experimentar un orgasmo colectivo». Es algo admirable, créanme.
Hasta el seis de Junio así reza en la cartelera, Pavlovsky.

No hay comentarios: