LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

23 d’octubre de 2010

MISERY 1990- de STEPHEN KING

KATY BATES
JAMES CAAN Y ALI  MACGRAW.


Para empezar, un acertijo: según William Goldman, uno de los mejores guionistas de los últimos 40 años de cine, ¿qué tienen en común William Hurt, Kevin Kline, Michael Douglas, Harrison Ford, Dustin Hoffman, Robert De Niro, Al Pacino, Richard Dreyfuss, Gene Hackman, Robert Redford y Warren Beatty?...

Que a todos ellos se les ofreció en su día un gran bombón interpretativo, es decir, hacer de Paul Sheldon, protagonista de “Misery” en la película de Rob Reiner, y todos dijeron que NOOOOOOOOOO. Unos porque estaban ocupados, otros porque no terminaban de ver el personaje y algunos por razones desconocidas aunque se tiene la certeza de que alguno de los citados todavía se está dando cabezazos contra la pared por haber dejado pasar la oportunidad de participar en la que para muchos es la mejor adaptación cinematográfica de una novela de Stephen King. Finalmente se hizo con el personaje James Caan.
Goldman, que con el de “Misery” consiguió escribir uno de sus mejores guiones, a la altura de el de “La princesa prometida” y “Todos los hombres del presidente”, no incluyó otro destacado nombre, el de Jack Nicholson, que después de lo que sufrió en el rodaje de “El resplandor” con Stanley Kubrick, película basada también en un texto de Stephen King, se desmarcó del proyecto y prefirió no intervenir en esta película.
“Misery” es una película a la que por colgarle una etiqueta se la podría denominar “de terror psicológico”, un duelo entre dos personajes potentes y situado en una atmósfera asfixiante de la que no hay posibilidad de huida. Si algo borda King es establecer con brillantez maravillosas premisas argumentales en sus novelas y cuentos (su problema es que no sólo de premisas vive la novela ni de escaparates las tiendas). En el caso de “Misery” la premisa es sencillamente prodigiosa: tras un accidente, un conocido escritor de novelas es socorrido por una extraña mujer que resulta ser la mayor fan de su trabajo.
La interpretación de Kathy Bates merece un capítulo aparte. La actriz, cuyos personajes han estado siempre condicionados por su físico, en los antípodas de los cánones de belleza hollywoodiense, se alzó con uno de los más merecidos Oscar de la historia del cine moderno y su trabajo de creación cinematográfica de la protagonista de “Misery” aparece sistemáticamente en la lista de los villanos y seres malignos mejores de todos los tiempos.
“Misery” es una película para disfrutar y sufrir, para empatizar con los personajes: que cada uno elija con cuál.

1 comentari:

SERGI ha dit...

Realmente mabos están de cine, pero ella lo borda, daría muhco miedo estar en una situación así