LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

25 d’octubre de 2010

Ezequiel 25:17 / Pulp Fiction


LOS DIÁLOGOS DE PULP FICTION

Sin llegar a la teatralidad cerrada de RESERVOIR DOGS, lo cierto es que PULP FICTION fundamenta su atractivo en el poder de los diálogos, cosa de la que aún no parecen haberse dado cuenta algunos de los periodistas que se empeñan en encasillar a Tarantino como director de cine de acción, disparos y policías. En esta ocasión, la fuerza de los diálogos es si cabe mayor que la de RESERVOIR DOGS, y se potencian esos diálogos triviales que anteriormente se limitaban a sacar temas tan casuales como las canciones de Madonna o el show de Christy Love. Aquí tenemos diálogos sobre las costumbres culinarias europeas, las drogas, las hamburguesas, los masajes en los pies, los piercings, las series de televisión, la carne de perro y otras digresiones.
A simple vista, puede resultar tan sólo una forma original y curiosa de acercarse al cine negro, pero en lo que respecta a su influencia, lo que Tarantino hace en PULP FICTION es redefinir totalmente el género de gangsters, al igual que Peckinpah hiciera con el western o George Romero con el terror. Un género inicialmente basado en la acción y en la sorpresa, en la intriga y en los principios personales, Tarantino lo transforma casi en una comedia de situación a lo bestia, creando un efecto absolutamente innovador. "Me gusta la idea de estar cogiendo un género que ya existe y reinventándolo", explica Tarantino, "tal y como Leone reinventó el western. Creo que he cogido un género pre-establecido como el thriller pulp y lo he utilizado como un desafío para mí y para mi público. La idea era usar estas historias realmente antiguas, ya sabes, el boxeador que se supone que tiene que perder el combate y no lo hace, el peligroso triángulo amoroso entre el típico tipejo y la mujer de su jefe, los gangsters que intentan librarse de un cadáver... lo típico que has visto ya un montón de veces. Quiero coger a estos personajes de género y ponerlos en una situación de la vida real".
Al igual que en RESERVOIR DOGS, Tarantino nos muestra personajes clásicos de la ficción, arquetipos que son trasladados a la realidad diaria, y lo que Tarantino hace es mostrar su vida cotidiana como si se tratara de urbanitas de oficina al uso. Nada más arrancar la película vemos a Vincent y a Jules hablando sobre las hamburgueserías y las drogas blandas en Europa (como ya hemos visto, temas experimentados por Tarantino en aquella época). Además de conocer a Vincent Vega como alter-ego expresivo del propio Tarantino (un poco como el Sr. Rosa en RESERVOIR DOGS), observamos a dos matones que sencillamente van a realizar lo que para ellos es simple rutina. Todo parece estar tranquilo, y no hay nada que indique que esos dos tipos van a un apartamento a cargarse a unos ladrones con revólveres Colt 45 (al igual que al principio de RESERVOIR DOGS no hay nada que indique que esos hombres de la cafetería van a dar un golpe a una joyería). Para ellos, matar y extorsionar es su trabajo, y como Tarantino dice, ¿a quién le gusta hablar de su trabajo? Vincent y Jules tienen conversaciones tan triviales como las del resto de los seres humanos, sólo que en el cine negro tradicional estas no habrían sido mostradas, ya que se habría considerado que no tienen interés para la historia que se cuenta. No obstante, en PULP FICTION las vemos, y de hecho acaban siendo lo más divertido de la función.
Tarantino comenta esto mismo respecto a la tercera historia de PULP FICTION: "La tercera historia no es una vieja historia familiar, sino una vieja situación familiar. La historia empieza con Vincent y Jules que van a cargarse a unos tipos. Hasta aquí, todo es como en los cinco primeros minutos de cualquier película de Joel Silver, ya sabes, aparece un grupo de tíos y pam, pam, pam, matan a alguien, luego vienen los créditos y luego ves a Arnold Schwarzenegger. Pero extendamos ese pequeño comienzo, quedémonos con esos tipos durante el resto del día, viendo las cosas que les pasan. Lo que yo hago es intentar que cosas que normalmente no se ven mediante un prisma humorístico resulten graciosas. No es que intente necesariamente reírme de ello, ya sabes, suelo mostrarlo en un contexto verdaderamente realista, con las miserias de la vida real interfiriendo en esta situación de acción y aventuras. Muestro cómo ocurrirían estas situaciones en la vida real, por lo que suelen parecer sencillamente absurdas. En las películas normales, están demasiado ocupados narrando la trama como para que de repente las pistolas se disparen por accidente y maten a alguien que no es importante en la historia. Pero esas cosas ocurren, y nosotros les seguimos el rastro. Y no hablo sólo de un pequeño y limpio agujero en el pecho, sino de un gran problema, de todo un desastre con el que hay que apechugar. El humor para mi viene de esta situación realista, y luego entra en escena El Lobo, Harvey Keitel, esa creación cinematográfica totalmente nueva. La estrella de cine aparece, limpia un poco el polvo y soluciona los problemas".

1 comentari:

SERGI ha dit...

Es un peliculón, los diálogos, la fotografía, los actores, la música todo es perfecto