LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

28 d’octubre de 2010

BARCELONA Y EL TIBIDABO

Sagrado Corazón, Templo. Tibidabo.


Casa Arnús, tibidabo.
 
Casa Roviralta, Avd. Tibidabo.

Tramvía Blau.
Torre de Comunicaciones de Collcerola.

Parque de Atracciones, Tibidabo.

El Avión del Tibidabo y vistas de Barcelona.

















El templo del Tibidabo sólo se ilumina las noches en que los fieles realizan una aportación económica. Es decir, la iluminación de esta iglesia depende exclusivamente de la libre y voluntaria contribución de la gente que paga 12 euros la hora para hacer posible esta especie de milagro luminoso. Una condición que la Associació Amics del Templo del Tibidabo quiere cambiar cuanto antes. Para ello está impulsando un proyecto que permita iluminar permanentemente el edificio y, así seguir la línea de otras capitales del mundo, como Río de Janeiro o París, que también tienen en el Sagrado Corazón un icono de la ciudad. El próximo día 13 celebrarán su presentación en sociedad con una cena de gala en la explanada que se encuentra frente al edificio.
 
"Un día volvía de Girona a Barcelona y al ver que el Tibidabo se encontraba a oscuras me sentí huérfano", dice José Luís Flores, secretario de esta asociación. Desde ese día empezó a movilizarse para hacer realidad su sueño. Creó junto con ocho amigos la asociación, presidida por el mosén del templo Oriol Oliveras, con el principal objetivo de obtener recursos propios para garantizar la iluminación del edificio, que en verano está encendida durante unas tres horas como mucho, mientras que en invierno se amplía a cinco.

 Lo primero que hicieron fue encargar a la escuela de ingeniería de los Salesianos, orden que gestiona el templo, un estudio de viabilidad para modificar la iluminación actual, adecuarla a la legislación sobre contaminación lumínica e incorporar un gran número de placas fotovoltaicas. Una iniciativa que necesita una inversión de 252.000 euros para llevarse a cabo. Flores explica que el proyecto para la instalación de placas solares permitirá obtener energía de forma barata y distribuir el sobrante a otros interesados, con lo que se podrían generar nuevos ingresos. Con todo, el secretario de la asociación considera que "será difícil obtener todos los recursos necesarios para transformar todo el sistema eléctrico del templo. Por eso queremos recurrir a las aportaciones ciudadanas y de empresas que nos permitan financiar el proyecto".

El jueves que viene presentarán su iniciativa a unos 250 invitados, que, previo pago de 75 euros, podrán disfrutar también de una exclusiva cena. Será un banquete anual, en uno de los mejores lugares para contemplar la ciudad y bajo la sombra del templo. Están invitados empresarios, banqueros, médicos, políticos y representantes del Ayuntamiento de Barcelona, con el que Flores dice haber tenido muy buena sintonía cuando presentó su proyecto. Además se establecerá una mesa cero para que todos los particulares o empresas que quieran colaborar con el acto pero no tengan previsto asistir puedan realizar sus aportaciones. "Tenemos que luchar para mantener y conservar las señas de identidad y los símbolos de nuestra ciudad, que nos representan", apunta Flores.