LinkWithin

http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

26 d’octubre de 2010

RELOJES ANTIGUOS.

RELOJES ANTIGUOS.

Los antiguos conocieron varias especies de relojes. Vituvrio  habla del reloj de agua o clepsidra, el de aire, el de sol y de otras especies que nos son desconocidas.
Los egipcios medían con la clepsidra los movimientos del sol y de igual medio se valía el ilustre astrónomo para sus observaciones. Las clepsidras y los relojes de sol fueron inventados en Egipto  en tiempos de los Ptolomeos ; las clepsidras fueron después perfeccionadas por Escipión Nasica o según otros por Ctesibio  (discípulo de los oradores romanos medían con ellas la duración de sus discursos.
Se cree que los grandes relojes de pesas y ruedas fueron inventados en Occidente por el monje benedictino Gerberto (Papa, con el nombre de Silvestre II , hacia finales del Siglo X) aunque ya con alguna anterioridad se conocían en el  Imperio Bizantino .Según otras fuentes, el primer reloj de que habla la historia construido sobre principios de mecánica es el de Richard Wasigford, abad de San Albano, en Inglaterra , que vivió hacia el  1326 , pues al parecer la invención de Gerberto, después Silvestre II, no era más que un reloj de sol. El segundo es el que Santiago Dondis mandó construir en  Padua,  hacia el  1344 y en el cual según refieren se veía el curso del sol y de los planetas. El tercero fue el que había en el Louvre  de, mandado traer de Alemania  por el rey  Carlos V de Francia El antepasado directo de estos instrumentos podría ser el complejo Mecanismo de anticitera,  datado entre el 150 y el 100 a. C.
En España, el primer reloj de torre fue el de la Catedral de Barcelona,  llamado «seny de les hores», de 1393 . El de Sevilla data de 1396 . Otros estudios datan en una localidad Segovia, Cuéllar, la primera instalación de reloj mecánico de torre que se instaló en España, en la iglesia de San Miguel, también datado a finales del siglo XIV.
El primero que imaginó construir relojes de bolsillo fue Pedro Bell de Núremberg ; su figura les valió el nombre de «huevos de Núremberg». En 1647 Chistiaan Huygens,  aplicó a los relojes de torre o de pared el péndulo, cuyo descubrimiento se debe a Galileo . Huygens dividió la hora en 60 minutos y éstos en 60 segundos. El mismo físico aplicó en 1665 el muelle de espiral a los relojes de bolsillo. En 1647 , el ginebrino Gruet, residente en Londres, aplicó al reloj la cadenilla de acero que sirve para transmitir el movimiento del tambor al cono, sustituyendo a las cuerdas de Vihuela, empleadas hasta entonces. Dos años después se inventaron los relojes de repetición.